Escándalo de famosos

Valeria Bertucelli reveló fuertes detalles del clima laboral con Darín

La actriz brindó una extensa entrevista donde contó las situaciones que la llevaron a renunciar a "Escenas de la vida conyugal": "Trabajaba en situaciones muy tensas: con gritos, puteadas, pésimo clima de trabajo"

viernes 28 de septiembre de 2018 - 11:38 am

Desde que la actriz Valeria Bertucelli denunció “maltrato” por parte de su colega Ricardo Darín en Escenas de la vida conyugal, mucho se ha hablado al respecto, pero faltaba en profundidad la palabra de la actriz quien en una extensa entrevista relató las razones de su renuncia a la obra.

“La sensación fue como una golpiza, del tipo ‘te vamos a dar para que te calles y no se te ocurra volver a hablar’. Estoy volviendo a hablar por eso. A pesar de que me da mucho miedo, pero si no atravieso ese miedo, me va a destruir la vida igual”.

Y detalló el mal clima de trabajo que vivió con Darín: “Trabajaba en situaciones muy tensas: con gritos, puteadas, pésimo clima de trabajo. Alguna vez escuché decir a alguien en la tele ‘ay, pero por unos grititos’ y pensaba que naturalizar eso, ese maltrato, es un error enorme. Nadie puede hacer su trabajo entre gritos e insultos”.

“Me ha pasado de estar en una escena muy difícil de hacer, donde yo tenía que caer al piso partida del llanto y a la mitad de eso él estaba al costado del escenario, en bambalinas por supuesto, la única que podía escucharlo era yo, puteando a los gritos. Obviamente eso atenta contra tu trabajo, traté de hacerlo como pude porque pensé que se había caído una luz o algo y cuando terminé y le pregunté qué pasaba me dijo “es que están tosiendo, te distraen, son unos hijos de puta”. Eso pasaba continuamente: estar en escena y escuchar puteadas de él atrás”.

¿Cuál era la reacción de Ricardo: “Yo volvía a mí casa, lo llamaba y le decía: ‘Ricardo yo no puedo trabajar así por favor no me lo hagas más’, y él me decía ‘estás loca, ¿qué te pasa? estás loca’. Al rato me mandaba un mensaje: ‘Perdoname, mañana hablamos’. Al otro día venía a mi casa, me pedía disculpas llorando, me decía ‘Yo te adoro a vos y a toda tu familia’ y yo le decía ‘bueno, mirá, no estoy pudiendo trabajar, tiemblo mientras actúo’ y él me daba la razón. Una vez llegó a decirme: ‘El problema es que sos demasiado inteligente'”.

“Pero volvía a ocurrir con diferentes situaciones conflictivas y yo decidí dejar la obra. Y desde que yo dije que me iba hasta que hice mi última función todo fue peor. Hasta que pasó esa última semana de la obra donde en una escena había un empujón y me empujó más fuerte de lo que debería haberlo hecho”,agregó

Bertuccelli explicó cómo fue la escena del empujón: “La verdad es que para mí esto siempre fue complicado de decir porque sucede mil veces actuando que empujes, que te empujen más fuerte, y es parte del trabajo de la actuación dejar el cuerpo más flojo para no lastimarte, es algo delicado pero la lógica indica que si yo te empujo más fuerte de lo normal cuando ya hicimos esa escena mil veces, te pido disculpas enseguida. En ese momento, había una tensión tremenda, mi cuerpo estaba lejos de estar flojo y me asustó ver que se llegara a eso. No fue el golpe en sí mismo sino llegar a eso”.

“Si sos inteligente te podés dar cuenta que alguien puede ser muy macanudo pero no por eso estar exento de otro tipo de comportamientos como el que yo describo, que no es acoso sexual, no es violencia física directa, pero fue maltrato igual” concluyó Bertuccelli.

COMENTARIOS