Renuncia de Caputo

Estrategia política: ¿por qué Caputo renunció antes del acuerdo con el FMI?

Mientras Mauricio Macri y Nicolás Dujovne negociaban el acuerdo con el Fondo, se conoció la noticia de la dimisión. Lo que primero fue visto como un desplante, hoy es visto como una estrategia consensuada en la mesa chica del Gobierno

miércoles 26 de septiembre de 2018 - 1:09 pm

El día de ayer, mientras Mauricio Macri y Nicolás Dujovne intentaban en Nueva York sacar a relucir toda su simpatía para lograr un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y todas las centrales obreras realizaban el cuarto paro nacional en la era Cambiemos, Luis Caputo renunció como presidente del Banco Central. La noticia generó sorpresa y rápidamente el dólar se disparó más de un peso, pero el mercado encontró calma al conocerse que Guido Sandleris, hombre del riñón de Dujovne y “bendecido” por el Fondo, tomaría la posta de la entidad bancaria.

Si bien circularon varias versiones en relación a la dimisión de Caputo, fuentes de Casa Rosada informaron a Ámbito Financiero que el Gobierno sabía desde la semana pasada de la renuncia. El mismo Dujovne y también el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, confirmaron públicamente que la noticia no sorprendió.

Lo que sí generó sorpresa es que se anunció la renuncia en el mismo momento en que el Presidente y el jefe de la cartera Económica se encuentran negociando con el FMI en Estados Unidos. Lo que se tomó en un primer momento como un desplante se trató de una estrategia política.

Tres semanas atrás, Caputo le habría dicho a Mauricio Macri que era necesario intervenir en el mercado de cambios, en oposición a la idea del Fondo Monetario. Habría logrado “de palabra” la aprobación del organismo internacional para hacerlo, como ocurrió en los últimos días antes de dejar su puesto, hasta tanto se concretaban el nuevo acuerdo.

Pero la tensión con el FMI continuó y Caputo habría decidió a mediados de mes dejar su cargo. Se lo habría anunciado al presidente Macri la semana pasada. “La duda estaba en anunciar la renuncia 24 horas antes -del acuerdo con el Fondo-; en simultáneo con el anuncio; o que se quedara un tiempo de transición”, dijo una fuente del Gobierno a Ámbito.

Se decidió que lo más inteligente era tomar la primera opción, para que el efecto negativo en los mercados de la salida quedara tapado cuando se conozca el resultado de la renegociación.

“Se prefirió hacerlo 24 horas antes, separar las aguas y dejar claro que los que negociaron el acuerdo son los que se quedan”, explicaron en la Casa Rosada.

COMENTARIOS