Salud

La vuelta al trabajo después de tener un bebé

Pasos para preparar el regreso

martes 25 de septiembre de 2018 - 7:50 am

Después de dar a luz, muchas madres se reincorporan a su puesto de trabajo, pero esta vuelta a la rutina puede ser difícil. ¿Cómo debe ser esta vuelta a la jornada laboral y cómo hay que gestionar la lactancia materna?

Beneficios psicológicos de la vuelta al trabajo

Para la mayoría de las madres la vuelta al trabajo, al menos durante las primeras semanas, produce una elevada ansiedad y fuertes sentimientos de culpabilidad. Sin embargo, también supone para muchas madres, tras un largo período de inactividad laboral, una fuente de motivación extrínseca, un aumento de la autoestima.

Seguir con la carrera profesional favorece el bienestar mental, ya que proporciona el espacio suficiente para poder realizarnos a nivel personal de una manera total pero complementaria a nuestra realización como mamás.

Pasos para preparar el regreso

Para organizar la vuelta al trabajo, se recomienda abandonar el sentimiento de culpa; seguir con la lactancia materna a través de la realización de una jornada reducida o creando un banco de leche a partir de la leche extraída para que el bebé la tome en ausencia de la madre; que tanto la madre como el hijo se adapten a una rutina con horarios, en la que es esencial dormir adecuadamente; y que la madre tenga tiempo para realizar actividadescomo ir de compras, al gimnasio o a pasear. Tras la maternidad, podemos llegar a ser más eficientes, productivas, creativas y priorizamos mejor que antes.

¿Con quién dejar al bebé?

Mientras la madre trabaja, el bebé tiene que estar bajo los cuidados de un familiar, un cuidador o una guardería. La opción más barata, cómoda y de confianza pero complicada son los familiares pero, al existir una relación afectiva, a veces es complicado ponerles límites.

Sin embargo, si elegimos dejar al bebé con un cuidador, hablamos de un profesional que suele tener experiencia, que trabaja a cambio de un sueldo, lo cual implica un compromiso y la posibilidad de establecerle normas y límites. Además, se aconseja tener un nivel de confianza más alto al tratarse de personas desconocidas.

Otra opción es dejar a nuestro hijo en una guardería pero, si optamos por esta alternativa, Mas recomienda no escoger la primera visitada. La información que precisamos disponer de estos establecimientos debe ser sobre sus instalaciones, sus actividades y la formación de los profesionales que trabajan en ellos.

Gestión de la lactancia materna

Con la vuelta a la rutina laboral se puede continuar con la lactancia materna y para ello hay diferentes alternativas.

  • Solicitar una reducción de la jornada con rebaja del salario o una excedencia del puesto de trabajo, sin remuneración, durante unos meses.
  • Si es posible, tener al bebé durante toda nuestra jornada laboral, o al menos llevarlo para amamantarlo si se tiene a una persona que lo puede acercar.
  • Si el trabajo está próximo al lugar donde se encuentra el bebé, salir a darle el pecho durante la hora de lactancia o en los descansos.
  • Extraer la leche en casa o en el lugar de trabajo con un sacaleches, siendo los eléctricos más rápidos, para que el bebé la tome en ausencia de la madre.
  • Antes de regresar al trabajo, conviene familiarizar al cuidador con el manejo de la leche materna y la forma de administrarla (vasito, cuchara…).
  • Mantener tomas de pecho frecuentes, a demanda, cuando la madre esté en casa con el bebé  y ofrecer otros alimentos acordes a la edad cuando esté fuera (por ejemplo, en niños mayores de 6 meses, purés de verduras o fruta).

Consejos para una buena vuelta al trabajo

  • No sentir culpabilidad.
  • Tener paciencia y comprensión, porque el primer mes es el más complicado debido a la adaptación a las nuevas circunstancias, siendo después más fácil entrar en la rutina.
  • Comenzar la jornada laboral poco a poco.
  • Cuando se esté con el bebé, aprovechar y disfrutar el tiempo.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS