Fuera de juego

Pablo Migliore reveló cómo fueron sus días en la cárcel

El arquero estuvo en el programa de Andy Kusnetzoff, Podemos Hablar, y al ser consultado por la experiencia no se guardó nada

domingo 23 de septiembre de 2018 - 10:39 am

El arquero Pablo Migliore estuvo en el programa Podemos Hablar (Telefé), conducido por Andy Andrés Kusnetzoff.

En una de sus intervenciones, el ex Boca y San Lorenzo recordó cómo fue su paso por el penal de Ezeiza y dejó vivencias de aquel caso que conmocionó al país.

“Yo estuve 50 días detenido”, arrancó Migliore, quien fue detenido al término de un partido entre San Lorenzo y Newell’s. “Antes de entrar al vestuario, yo veía policías de más, pero estaba tranquilo”, confesó.

De repente, una “cámara” se le acerca y le dicen ‘vos sos Juan Pablo Migliore’, a lo que él responde negativamente. “Me apretaron entre un montón, me pusieron contra una pared. Todo una confusión, mis compañeros no sabían nada”, indicó.

“Tuvo que venir el juez de la causa, hicieron todo un circo mediático”, acusó el arquero, y contó que lo habían acusado por “encubrimiento de un asesinato que hubo”.

“Yo lo conocía del barrio pero no sabía que estaba prófugo y que tenía un problemón”, aseguró Migliore sobre Mazzaro. De la cancha y hasta con la ropa de San Lorenzo, fue directo al penal de Ezeiza.

Migliore contó que lo recibieron presidiarios vestidos con ropa de Huracán y que, al contrario de lo que podía pensar, le dieron la bienvenida.

“Me dieron tarjetas de teléfono, y me dieron una lavandina… y resulta que adentro tenía whisky”, reveló entre risas.

Entre las experiencias que vivió, una de ellas fue el contacto que tuvo con un narcotraficante colombiano, que también estaba en el penal, que le ofreció sus servicios de sicario.

“El tipo todos los días me ofrecía sus servicios. Me decía ‘dame un nombre y nada más… quedate tranquilo que aparece mañana, o no aparece'”, afirmó.

“Era como en las películas. En su cumpleaños estábamos en una mesa como ésta, con mozos; le regalaban tablets, celulares”, recordó el jugador de fútbol.

También habló de cómo manejaba la mediatización del caso y dijo: “El tema es cuando se deja de hablar de vos. Ahí te cae la ficha. Mientras estás ahí y prendés la tele, tu cabeza piensa que la presión mediática va a obligar a que el juez te saque…”.

Durante su paso por la cárcel, Migliore incluso recibía llamados de otros equipos interesados en él. “Justo tenía un representante que me quería llevar a Croacia, y me llamaban de Croacia al penal, yo atendía y decía que estaba entrenando”, contó.

COMENTARIOS