Muerte del fiscal Nisman

Nisman: cómo está actualmente la causa

Los investigadores esperan que de un entrecruzamiento de llamados puedan surgir datos sobre los autores intelectuales y materiales

domingo 23 de septiembre de 2018 - 7:08 am

Un entrecruzamiento telefónico y un peritaje informático es hoy lo más importante para los investigadores de la muerte del fiscal Alberto Nisman. En eso trabaja el fiscal federal Eduardo Taiano (a cargo de del caso) y su equipo.

Para los investigadores lo que allí se pueda obtener –principalmente del entrecruzamiento– será fundamental para contestar dos interrogantes: ¿quién o quiénes mataron al fiscal y quién o quiénes ordenaron el crimen?

Es que para Taiano, para el juez Julián Ercolini y para la Cámara Federal a Nisman lo mataron en enero de 2015 en su departamento de Puerto Madero por la denuncia de la firma del memorándum de entendimiento con Irán.

Se trató de un homicidio en el que para la justicia el perito informático Diego Lagomarsino facilitó el arma y en el que custodios del fiscal encubrieron el crimen. Pero resta completar el rompecabezas en sus piezas principales. Aunque, reconocen, no será nada fácil.

El entrecruzamiento es sobre las llamadas de unos 370 teléfonos de personal de inteligencia, funcionarios del gobierno de Cristina Kirchner y de fuerzas de seguridad como Policía Federal, Prefectura Naval y la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Entre ellos, los del Antonio Stiusso y Fernando Pocino, ex hombres fuertes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI)– del ex jefe del Ejército, César Milani, del ex subjefe de la AFI, Martín Mena, y de la propia ex presidenta Cristina Kirchner, entre otros.

El peritaje comenzó a fin del año y lo realiza la Policía Federal. “Es un trabajo minucioso y que puede variar ante cualquier dato que surja”, le dijo al portal Infobae uno de los investigadores pero reconoció que está demorado.

Inclusive, todavía no está toda la información. Algunas empresas telefónicas demoran las respuestas o no son específicos en las contestaciones.

COMENTARIOS