Política Internacional

Las cuatro razones que empujaron a Mauricio Macri a viajar a Nueva York

El presidente viajará mañana a la Gran Manzana con cuatro grandes objetivos en carpeta: ONU, Trump, círculo rojo local, Lagarde y ¿Superclásico?

viernes 21 de septiembre de 2018 - 6:12 pm

Por Matías Ferrari

El presidente, Mauricio Macri, viajará mañana a Nueva York con cuatro objetivos muy definidos en su agenda.

El viaje tiene como fin formal el de participar de la cumbre de la ONU y brindar su discurso en el Debate General. El jefe de Estado volverá a pararse en el atril del organismo luego de haber estado ausente en 2017, cuando viajó en su lugar la vicepresidenta, Gabriela Michetti. El discurso de Macri tendrá varios interesados, teniendo en cuenta que Argentina fue noticia reciente por la abrupta caída del peso, el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la incesante desconfianza de inversores que recién comenzó a mermar estas semanas. Esto será el martes próximo. En el Gobierno algunos bromeaban y comentaban que Macri deberá levantar la voz ese día, para poder tapar los bombos que, a la distancia, suenen por el paro general en Argentina.

El segundo objetivo del viaje de Macri a la Gran Manzana es una reunión con su par estadounidense, Donald Trump. Semanas atrás, el ex jefe de gobierno porteño recibió un espaldarazo público de Trump en un momento clave, cuando todos esperaban señales que cortaran la sangría de confianza que venían sufriendo los activos argentinos en el mundo. La señal de apoyo fue un diálogo de 15 minutos, donde Trump le garantizó el apoyo de los Estados Unidos en su negociación con el FMI para adelantar los fondos acordados en junio pasado.

En tercer lugar, el presidente buscará reunirse con la titular del FMI, Christine Lagarde. De lograr la foto, se trataría de una nueva señal de apoyo por parte del organismo multilateral de crédito a la Argentina. En las últimas horas, algunos medios de comunicación dieron por descontado que la semana próxima ya se podrán conocer detalles, no sólo del adelanto, sino también de un incremento en los fondos que el organismo prestará al país.

La cuarta razón que lo empujó a Macri a subirse al avión fue la pérdida de confianza por parte de la prensa económica y los inversores estadounidenses. Para eso, el presidente se dispone a brindar entrevistas al diario Financial Times, al Grupo Bloomberg y ya tiene preparado un almuerzo con empresarios locales. Toda esta actividad la llevará a cabo el lunes. Un rápido desfile ante los ojos del “círculo rojo” estadounidense.

Eso sí, toda esta actividad recién comenzará el lunes; el domingo lo deja reservado para el Superclásico.

COMENTARIOS