México

Cuál es el sorpresivo plan de austeridad del flamante presidente mexicano

En medio de una "bancarrota", López Obrador planea bajarse el sueldo a la mitad, eliminar el seguro médico privado a funcionarios y reducir en un 50% el dinero destinado a partidos políticos

lunes 17 de septiembre de 2018 - 3:23 pm

Hace algunos días, el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, expresó claramente que el país que está próximo a gobernar “está en bancarrota”, razón ineludible para lanzar un plan de austeridad y achicar el gasto estatal.

Aunque el plan no se conoce en profundidad, en México advierten que será durísimo. Para dar el ejemplo, “AMLO” se bajará el sueldo a la mitad y prohibirá que ningún funcionario público de ningún órgano del Estado cobre más que el presidente, que percibirá menos de 6 mil dólares al mes, indica La Política Online.

AMLO ajustará además una suma multimillonaria en cajas chicas y privilegios de los funcionarios, que no podrán tener seguro médico particular y sin límites, sino que deberán atenderse con la obra social del Estado. Se acabarán los automóviles nuevos, camionetas blindadas, choferes, guardaespaldas, viajes en helicópteros o aviones privados, y en muchos casos comidas y vinos caros.

En tanto que lo que sobra del Presupuesto nacional volverá a rentas generales y no se perderá en los pasillos del Poder Judicial o el Congreso. Y planea reformar la Constitución para reducir hasta en un 50% los recursos que reciben los partidos políticos en todos los congresos.

AMLO es de izquierda pero encarará un plan de austeridad y reducción del gasto que envidiaría cualquier colega de derechas. La comparación con Mauricio Macri es letal: el argentino no se atrevió en casi tres años de gestión a un ajuste semejante. Otra gran diferencia es que López Obrador, que asumirá sin inflación y con superávit primario, no quiere hacer el ajuste en una situación de crisis sino para evitar tomar deuda.

Además de recortar en el Ejecutivo, AMLO le exigió a los otros poderes que hagan lo mismo: al Congreso, a la Corte Suprema, al Instituto Nacional Electoral y hasta el colegio de escritores.

Su mano derecha, el senador Martí Bartes, lanzó el “Tupper Challenge” para que los senadores se lleven su comida al Congreso y de este modo ahorren 130 millones por año en banquetes.

La pelea más fuerte es con la Corte. Tras reunirse con los 11 ministros del máximo tribunal, López Obrador consiguió que anunciaran un recorte de 5000 millones anuales. Pero eso aún no sació al presidente electo porque esa suma ni siquiera implica el 8% del presupuesto total del Poder Judicial.

Incluso el colegio de escritores quedó en la lupa del presidente electo. “Parecen jueces, al menos ganan como tal”, disparan en el partido de AMLO en relación a los escritores.

Estas medidas ya le ganaron enemigos en todos los sectores al futuro presidente de México. Jueces, legisladores, asesores, voceros, industriales y el grueso de la burocracia mexicana ya está en guerra. Hasta los jubilados: AMLO planea elevar la edad jubilatoria de 65 a 68 años.

COMENTARIOS