Crisis en Venezuela

China se queda con parte del negocio petrolero de Venezuela

Los acuerdos de crudo y minería llegan hasta el nivel político. Xi Jinping dijo que el intercambio de experiencias incluirá la forma de gobernar el país caribeño

domingo 16 de septiembre de 2018 - 12:10 pm

El gobierno de Nicolás Maduro, agobiado por una crisis perenne, decidió cobijarse aún más en China, pero aceptando pagar un alto costo.

En el encuentro que mantuvieron este viernes en Beijing, el presidente Xi Jinping dejó en claro cuál sería el precio del relacionamiento.

“China está dispuesta a reforzar el intercambio de experiencias con Venezuela sobre la forma de gobernar el país”, sentenció el mandatario oriental, marcando así de qué lado del escritorio quedaba cada uno.

Según indica el diario Clarín, Maduro viajó al gigante asiático buscando financiamiento para poder restablecer su destruida estructura económica. Sólo consiguió colocar las últimas joyas que le quedan al país: su producción petrolera y minera.

Le vendió a los chinos una participación del 9,9% más en la empresa conjunta de bajo costo Sinovensa, donde China Natinal Petroleum Corporation ya tiene una cuota del 40%.

También firmó un memorando de cooperación en el bloque 6 de Ayacucho, ubicado en la riquísima Faja del Orinoco, el mayor reservorio de crudo del mundo. Implica la perforación de 300 nuevos pozos por parte de las empresas chinas.

Venezuela, donde el crudo representa 96% de los ingresos, enfrenta una abrupta caída de su producción con 1,23 millones de barriles diarios, según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Es el nivel más bajo en los últimos 30 años, un derrumbe que le impidió beneficiarse del repunte de las cotizaciones.

China tiene fuertes inversiones en petróleo y es el principal acreedor de Venezuela, a quien le ha concedido préstamos por unos 50.000 millones de dólares en la última década, pagaderos principalmente con crudo. Pese a tener las mayores reservas de petróleo del mundo, Caracas adeuda aún unos 20.000 millones de dólares.

COMENTARIOS