Salud

Cómo se puede prevenir el dolor de espalda desde la infancia

Qué se recomienda hacer desde la actividad física y el ámbito escolar

jueves 20 de septiembre de 2018 - 7:57 am

El dolor de espalda es una dolencia que afecta tanto a adultos como a niños y adolescentes. Pero es necesario conocer que desde edades tempranas este tipo de dolencia se puede prevenir.

Es excepcional antes de los 6 años, pero su frecuencia aumenta a partir de los 10 años y antes de los 15 es similar a la de los adultos. En el caso de que un niño menor de 8 años presente este dolor se aconseja ir al médico por si la dolencia constituyese un síntoma de cualquier otra enfermedad.

La mayor parte de los casos entre los niños se resuelve espontáneamente cada cierto tiempo. Sin embargo, el hecho de tener dolor de espalda en la infancia, especialmente de forma repetida, aumenta muy significativamente el riesgo de sufrirlo de manera crónica cuando se convierten en adultos.

Medidas preventivas más eficaces

Las dos medidas preventivas que se han demostrado más eficaces son:

  • La eliminación de creencias erróneas.
  • La adquisición de buenos hábitos, más fáciles de aprender durante la infancia.

Entre esos buenos hábitos recomendables para evitar y reducir el dolor de espalda se encuentran:

Hacer ejercicio físico o deporte

Se recomienda iniciarse en estas prácticas cuanto antes y realizarlas de manera regular y con independencia de su tipología. Para ello, hay que tener en cuenta las preferencias personales del sujeto que hace ejercicio, y  realizarlo de manera continuada y siguiendo los consejos de los médicos deportivos o entrenadores para evitar desarrollar desequilibrios musculares que puedan doler. Hacer ejercicio beneficia a nuestra salud: Mejora el dolor el dolor de espala y previene su aparición, de manera que si se manifiesta, dolerá menos tiempo.

Evitar el reposo en cama

Diversos ensayos clínicos indican que realizando esta acción, especialmente durante mucho tiempo, se pierde tono muscular, empeora la coordinación entre los distintos grupos musculares y se prolonga el dolor, que puede repetirse más adelante. Por ello, se aconseja  mantener el mayor grado de actividad siempre que el dolor lo permita.

Ámbito escolar

Un aspecto que se pueden tener en consideración con respecto al dolor de espalda es el peso de las mochilas, teniendo muy en cuenta la duración de cada trayecto. Si el peso de la carga que transporta el niño es inferior al 10 por ciento de su peso corporal, el esfuerzo que eso supone no genera ninguna sobrecarga biológica ni en su espalda ni en su sistema cardiovascular.

En las edades en las que los niños crecen de manera distinta, hay estudios que demuestran que el hecho de forzar al niño a estar en una silla y pupitre, que no es apropiado a su altura ocho horas al día, aumenta el riego de dolor de espalda. Por ello, en esas edades, que las sillas sean de altura ajustable reduce el dolor.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS