Sociedad

Encontraron el cadáver de su hijo, le extrajeron el esperma y lo usaron para tener nietos

El polémico caso ocurrió en el Reino Unido y dado que no hubo consentimiento está siendo investigado por la Justicia

jueves 13 de septiembre de 2018 - 4:00 pm

Un polémico caso sacudió a todo el Reino Unido en los últimos días: un matrimonio decidió extraer y congelar semen de su difunto hijo con el objetivo de tener un nieto a través de una gestación subrogada.

El bebé, que hoy tiene tres años, vive desde su nacimiento con los abuelos, pero como la ley británica prohíbe el procedimiento sin el consentimiento explícito del donante, la Justicia está investigando el caso.

Según informó el diario Mail on Sunday, el único hijo de la pareja tuvo un trágico accidente a los 26 años y durante dos días su cadáver permaneció oculto hasta que lo encontraron. Sin el permiso previo del joven, el matrimonio extrajo y congeló una muestra de semen, que permanece vivo en el cuerpo del cadáver hasta tres días después.

Debido a que la legislación británica exige la aprobación del donante, que debe ser entregado a la Autoridad de Embriología y Fertilización Humana, los ahora abuelos encontraron ayuda en Estados Unidos.

Un médico especialista en fertilidad, David Smotrich, hizo la gestación subrogada con una técnica de selección de sexo -también prohibida en el Reino Unido- para que sea varón. El proceso habría costado cerca de 110.000 euros.

Smotrich fue el primer profesional que ayudó a fecundar in vitro un bebé a una pareja estadounidense del mismo sexo, en 1997. “Producir un niño a partir del semen de un muerto es extremadamente raro. Yo lo habré hecho unas cinco veces”, explicó.

Los abuelos eligieron a una mujer subrrogante y estuvieron presentes en el parto de su nieto, que tuvo lugar en 2015. Tras ser nombrados tutores legales del recién nacido, regresaron a Reino Unido.

COMENTARIOS