Política

Buscan que se investigue por qué Cristina Kirchner tenía un bastón presidencial antiguo

Las preguntas acerca del origen de esos objetos se lanzaron hace unos días en los tribunales de Comodoro Py, luego de la llegada al juzgado de los efectos hallados en el allanamiento realizado en la casa de la ex presidente en El Calafate, Santa Cruz

miércoles 12 de septiembre de 2018 - 7:17 pm

El juez federal Claudio Bonadio ordenó que se investigue en tres causas diferentes por qué la hoy senadora tenía documentos históricos, desgrabaciones de escuchas telefónicas y hasta un bastón presidencial similar a los que se les entregaron a los presidentes entre las décadas del 50 y 60.

 La defensa de Cristina Kirchner, a cargo de Carlos Beraldi, había dicho que “las cosas que Bonadio ordenó secuestrar, no sólo no guardan relación con el objeto de la causa, sino que, además, son efectos que integran el ajuar del hogar, cuya incautación no tiene otro propósito que generar daño y humillación”.

Pero Bonadio escribió este lunes, según informó Infobae: “La imputada Fernández, además de elementos que conforman el ajuar del hogar, tenía ocultos en una bóveda ubicada en el espacio lindante a la escalera que comunica al subsuelo con la cocina del inmueble dos artículos invaluables que hacen a la historia de la República Argentina”.

Uno es una carta de José de San Martín a su amigo chileno Bernardo O’Higgins y el prontuario policial–con anotaciones de 1906 a 1910- del ex presidente de la Nación Hipólito Yrigoyen, además de un bastón presidencial que los Kirchner no recibieron en ninguna de sus llegadas a la Casa Rosada.

También pidió que se aclare el origen de una serie de  carpetas con desgrabaciones que podrían provenir de escuchas ilegales, para lo que se recomendó abrir una causa por “abuso de autoridad y de malversación de caudales públicos”.

 Según declaró ante Bonadio la Coordinadora de Curaduría del Museo de la Casa Rosada, Adriana Marta Mare, “el bastón secuestrado difería de aquél que perteneció al ex presidente Arturo Frondizi, porque carecía de la marca “WALSER WALD” en su regatón, de marcas de óxido, decoloraciones y de faltantes de madera en el cuerpo del bastón; y de las manchas en la empuñadura que el primero poseía”.

 Los artículos que quedaron bajo la lupa de Bonadio habían sido secuestrados en los allanamientos que se hicieron a fines de agosto en la causa de los cuadernos, luego de que el Senado autorizara los procedimientos. Cuando se conoció que se habían secuestrado bastones, la ex presidenta se indignó: “Me acabo de enterar que entre los objetos que mandó a secuestrar Bonadio de mi casa de El Calafate estaban las bandas y bastones presidenciales de Néstor y míos. La violación de los derechos y garantías sin límite”, escribió en Twitter.

 

COMENTARIOS