Selección Argentina

Dos sorpresas en la Selección Argentina: los beneficiados de la gira por Estados Unidos

Los amistosos ante Guatemala y Colombia sirvieron para sacar conclusiones sobre performances individuales y hubo algunos, de los menos pensados, que salieron bien parados

miércoles 12 de septiembre de 2018 - 5:28 pm

Por Santiago Caruso (@Santiago_Caruso)

La gira que realizó la Selección Argentina por los Estados Unidos trajo gran cantidad de novedades que sólo el tiempo sabrá si resultaron positivas o simplemente no sirvieron de nada. Tras la escandalosa participación en el Mundial de Rusia, el combinado nacional se volvió a juntar bajo la conducción interina de Lionel Scaloni y la convocatoria mostró una importante cantidad de caras nuevas.

La cita por el país norteamericano contó con los amistosos contra Guatemala y Colombia. El primero frente a un rival de pobre rendimiento, al que Argentina le ganó tranquila por 3-0, y el segundo ante un seleccionado de mayor relevancia a nivel mundial, el cual contó con un proceso de trabajo mantenido con el correr de los años debido a la presencia de José Pekerman en el cargo que abandonó luego de la Copa del Mundo. El último resultó empate sin goles.

Más allá de los partidos en sí, la relevancia del asunto era ver cómo lograban desenvolverse aquellos chicos que empezaban a dar sus primeros pasos con la camiseta albiceleste, tal como remarcó Scaloni desde un comienzo. Y si bien hubo varios jugadores que hicieron su debut en la mayor, también se vieron rendimientos esperanzadores de cara al futuro.

Dos de los que cayeron bien parados, quizás eran (en principio) de los menos pensados: Exequiel Palacios y Giovanni Simeone. El mediocampista de River sorprendió por su solvencia, lo participativo que estuvo a la hora de generar juego y las buenas decisiones que tomó con la pelota en sus pies. Con apenas 19 años viajó junto al plantel para que participara de la experiencia, pero llamó la atención del entrenador en las prácticas y fue de los pocos que jugó ambos encuentros de titular.

Por su parte, el delantero de la Fiorentina, con un apellido fuerte en lo que a la selección respecta, también aprovechó los minutos que tuvo en cancha. Si bien no es un futbolista técnico ni de gran manejo con el balón, se hizo valer con unas ganas incansables: fue clave en la presión y siempre apareció como opción para los compañeros. Además se fabricó la jugada individual que derivó en su primer gol, con un grito en el festejo que fue toda una señal de lo que significó para él.

Por supuesto que no fueron las únicas buenas actuaciones. Giovani Lo Celso, de quien se espera mucho, reafirmó esas ganas que tuvimos de verlo en Rusia (donde no jugó ni siquiera un rato) con participaciones interesantes al momento de conducir el juego con su fino pie zurdo.

El necesario proceso de renovación comenzó, y pese a que estos dos partidos no resultaron parámetro de nada, aparecieron señales de frescura.

COMENTARIOS