Cuadernos de la Corrupción

Pescarmona admitió que pagó coimas y reveló presiones de De Vido

El empresario precisó que entregó sobornos a Baratta en su casa y el ex ministro quería quedarse con parte de su empresa

domingo 9 de septiembre de 2018 - 7:01 am

Cada una de las diecienueve confesiones de los “imputados arrepentidos” que ya acumula la causa de los “cuadernos K” tienen sus particularidades. Pero hay una que se destaca por una singularidad especial.

Es la de Enrique Pescarmona, el ex accionista mayoritario de una de las industrias dedicadas a la energía más antiguas de la Argentina, que se expandió a otros países del mundo. Los años K no fueron una “década ganada” para Industrias Metalúrgicas Pescarmona (IMPSA).

Su potencial para energía hidroeléctrica y eólica fue su karma. El relato ante la Justicia de Pescarmona explica por qué su empresa casi quiebra.

“Me arrepiento de haberle pagado coimas a esos hijos de puta”, se sinceró el empresario, palabras más, palabras menos, ante los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rivolo. Lo hizo de un modo brutal y con un lenguaje que no utilizaría jamás si no lo hubiera desbordado la bronca.

Pescarmona no solo aceptó que pagó sobornos a ex funcionarios K.

También describió el modo con el que, según él, el propio ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, le exigió que le traspase de un modo no especificado acciones de IMPSA para poder así empezar a ganar licitaciones de obras públicas.

Pescarmona es oficialmente un “arrepentido” en el caso “cuadernos” porque así lo decidió el juez que instruye el expediente de corrupción más trascendente desde el retorno de la democracia en 1983, el doctor Claudio Bonadio.

¿Por qué Pescarmona pagó dinero de modo ilegal al Gobierno que más lo perjudicó?

Según detalla el diario Clarín, Pescarmona aseguró que se vio obligado a hacerlo, entre otras variables, porque la Presidencia de Venezuela le frenó “durante trescientos días” los pagos para poder construir la central hidroeléctrica Macagua I.

Siempre según las fuentes del caso consultadas por este diario, Pescarmona confesó que entregó dinero al número dos de De Vido, el recaudador Roberto Baratta, porque desde el Ministerio de Planificación Federal le dijeron que solo a través de una gestión desde Buenos Aires volvería a fluir el dinero en Caracas para Managua I.

COMENTARIOS