Belleza

¿Es seguro el método brasileño para agrandar los glúteos?

La cirugía conocida como "Brazilian but lift" consiste en inyectar grasa de otra parte del cuerpo en ese sector

lunes 10 de septiembre de 2018 - 7:50 am

Recientemente, una mujer británica, madre de tres hijos, falleció después de haber sido sometida a una cirugía plática en Turquía conocida como “Brazilian but lift” (Levantamiento de glúteos al estilo brasileño, o BBL, por sus siglas en inglés).

¿Por qué este procedimiento está ganando popularidad y cuáles son sus riesgos? Leah Cambridge sufrió tres ataques cardíacos mientras estaba bajo anestesia en una clínica en la ciudad turca de Izmir, según explicó su pareja, Scott Franks, al periódico The Sun.

BBL, la operación que se le había practicado a Cambridge, consiste en inyectar grasa de otra parte del cuerpo, en este caso su estómago, en los glúteos.

La joven de 29 años había elegido viajar al extranjero para realizarse este procedimiento —donde su costo es inferior en comparación con Reino Unido— porque le preocupaba el exceso de grasa que se había acumulado en la zona abdominal después de haber dado a luz a sus tres hijos, señaló Franks.

El levantamiento de glúteos al estilo brasileño no está considerado como un procedimiento más peligroso que otros tipos de cirugía cosmética, en opinión del cirujano plástico Bryan Mayou.

“El peligro es que la cirugía la realicen cirujanos no calificados fuera de un entorno clínico, sin cuidados posteriores adecuados”, dice Mayou, miembro de la Asociación Británica de Cirujanos Estéticos y Plásticos.

“Si la grasa se inyecta en lo profundo del tejido muscular y la parte baja de los glúteos, se corre el riesgo de inyectar grasa incorrectamente en vasos sanguíneos importantes. La grasa, ahora un émbolo, puede pasar a la corriente sanguínea, llegar a los pulmones y provocar la muerte”.

Qué implica una cirugía para aumentar los glúteos

  • El procedimiento se usa para agrandar el trasero, hacerlo más redondo o para levantarlo
  • El cirujano puede insertar implantes de siliconas o/y inyectar grasa de otra parte del cuerpo
  • Después de la operación, el paciente puede quedar con moretones y sentir dolor o molestias en la zona del implante por varias semanas. No deben sentarse directamente sobre el trasero por tres semanas
  • Las complicaciones pueden incluir infección, rotura de los implantes y formación de émbolos de grasa, que pueden entrar en la corriente sanguínea y bloquear las arterias

El índice de muertes tras esta cirugía es de 1 en 3.000, y todos los casos fatales investigados muestran émbolos de grasa en el músculo del glúteo.

Según Mayou, el número de estas operaciones se ha incrementado en su clínica de Chelsea, un vecindario acomodado de Londres, en los últimos cuatro años.

“Es una moda”, explica. Años atrás, dice, sus pacientes le pedían liposucción para hacer que sus traseros se viesen más pequeños. Y esa es la técnica que pondrá en práctica cuando se pase la moda, y los pacientes que hayan sido sometidos a un procedimiento BBL quieran revertir sus efectos.

Culto a la celebridades

¿Pero de dónde viene la obsesión por tener un trasero grande? Para Mayou, se debe a que la cultura popular celebra ahora los cuerpos curvos. “Vivimos en un mundo étnicamente diverso y hay una apreciación de las formas corporales diferentes a las nuestras, y hay técnicas que permiten hacer que estas formas sean alcanzables” .

Como explica Mayou, la cirugía BBL puede resultar atractiva para algunas mujeres que creen que les resuelve dos problemas de un solo golpe.

“Para mucha gente, es una operación que te brinda dos beneficios: te quita grasa de un lugar donde no la quieres tener, y te la pone en otro donde sí la quieres”. En términos de costo, en países como Turquía, por ejemplo, el procedimiento es más económico.

Mientras que en Reino Unido puede llegar a costar cerca de US$10.000, se estima que Leah Cambridge pagó menos de US$4.000 por su cirugía.

Fuente: BBC Mundo

COMENTARIOS