Salud

Fantosmia: un detalle que hace que la nariz alucine

Las alucinaciones olfativas o percepción de "olores fantasma", son más frecuentes de lo que pensábamos

miércoles 5 de septiembre de 2018 - 5:37 am

Quizás lo experimentaste alguna vez, o estuviste cerca de alguien a quien le pasó. “¿Hay olor a humo?”. No. “¿Sentís también el aroma a pizza?”. Tampoco. No te preocupes, no te ocurre sólo vos.

Un estudio publicado en JAMA Otolaryngology-Head and Neck Surgery encontró que la llamada percepción del olor fantasma es mucho más común de lo que se podría pensar. Es la experiencia de oler algo pero que en realidad no está ahí o no está sucediendo. Se trata de un fenómeno documentado pero del que aún se habían realizado pocas investigaciones.

Quienes avanzaron en este campo son los científicos del Programa de Epidemiología y Bioestadística del Instituto Nacional de Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (dependiente del Gobierno de Estados Unidos). Ellos realizaron un estudio sobre la “fantosmia” y se preguntaron por qué algunas personas lo sufren y otras no. “A menudo se pasan por alto los problemas del olfato, a pesar de su importancia. Pueden tener un gran impacto en el apetito, las preferencias alimentarias y la capacidad de oler señales de peligro como fuego, fugas de gas y comida en mal estado”, remarcó Judith A. Cooper, directora del programa.

Para realizar el trabajo, se usaron datos de más de 7.000 personas mayores de 40 años, tomadas en 2011-2014. Se descubrió que, en general, el 6,5% de las personas mayores de 40 años experimentaban alucinaciones olfativas, lo que equivale a alrededor de 1 de cada 15 personas.

Los resultados revelaron también que la fantosmia afectaba a las mujeres con casi el doble de frecuencia que a los hombres, y esta diferencia de sexo era más pronunciada en el grupo de 40-60 años.

Cuando los científicos buscaron posibles factores de riesgo, descubrieron que el riesgo aumentaba para las personas con una salud general deficiente o un nivel socioeconómico más bajo (intoxicaciones con monóxido de carbono, por caso).

¿Posibles causas?

En el estudio se destaca que las personas que fumaban cigarrillos con regularidad tenían más probabilidades de sufrir estas alucinaciones.

“No se comprenden las causas de la percepción del olor fantasma. La afección podría estar relacionada con células hiperactivas con detección de olores en la cavidad nasal o quizás con un mal funcionamiento en la parte del cerebro que entiende las señales de olor”, concluyó Kathleen Bainbridge, líder del estudio.

Y agregó por último: “Un buen primer paso para comprender cualquier condición médica es una descripción clara del fenómeno. A partir de ahí, otros investigadores pueden formar ideas sobre dónde buscar nuevas causas y, en última instancia, sobre cómo prevenir o tratar la enfermedad”.

Fuente: Con Bienestar

COMENTARIOS