Belleza

Los errores habituales a la hora de afeitarse

Consejos a tener en cuenta según el tipo de cutis

jueves 30 de agosto de 2018 - 7:46 am

En el afeitado suelen cometerse errores que provocan daños en la piel como irritación o cortes. Uno de ellos es intentar afeitarse en la misma dirección del pelo, consiguiendo así tener que hacer más pasadas por la misma zona, con la consiguiente irritación de la piel.

Otro es hacerlo con prisa, ya que no deja el tiempo suficiente para hidratar el pelo y limpiar la piel de forma adecuada, y  el empleo de cuchillas desgastadas o en mal estado hace que aumente la fuerza necesaria para cortar el pelo, aumentando el riesgo de irritación y cortes.

¿Cómo debe ser el afeitado?

Se recomienda afeitarse en contra de la dirección del pelo, porque de esta manera, se consigue de forma más rápida un afeitado eficaz. El afeitado a favor del crecimiento del pelo produce menos irritación, pero hay zonas como el cuello en las que la angulación del pelo respecto a la piel es menor, por lo que para facilitar el rasurado puede ser necesario ir ‘en contra’ del crecimiento del pelo”.

Cuidar la piel antes, durante y después

Antes del afeitado hay que preparar la piel “humedeciendo el pelo y limpiando la piel con jabones o exfoliantes suaves. Si la herramienta utilizada es la cuchilla, también  sería necesaria una buena espuma para afeitar.

Durante la acción, los geles de afeitado mantienen el pelo de la barba hidratado y aportan lubricación que reduce la fricción entre la piel y la cuchilla. Una vez concluido el afeitado, la hidratación también es importante, y por ello, se pueden utilizar productos after shave específicos para después del afeitado y, posteriormente, también se pueden utilizar cremas hidratantes de uso habitual.

Para la piel recién afeitada es adecuado utilizar el after shave porque suelen ser productos hidratantes que dejan la piel más suave. Muchos de ellos contienen glicerina u otros emolientes, y actúan como humectante atrayendo al agua a la piel traumatizada por la cuchilla, facilitando la restauración de la barrera cutánea.

Tipos de piel

A la hora de afeitarse hay que tomar una serie de precauciones y utilizar productos acordes al tipo de piel:

  • Piel sensible y/o seca: esta piel debe hidratarse al máximo de forma previa al afeitado y hay que utilizar productos específicos para pieles sensibles durante el proceso del afeitado, tanto espumas, si el afeitado es con cuchilla, como productos after shave para después.
  • Piel grasa y/o con acné: en este caso, los hombres deben utilizar de forma habitual cremas y geles específicos para su tipo de piel y, para el proceso del afeitado, deberían utilizar productos oil free o libres de grasa.

¿Cuándo afeitarse? Después de la ducha es el momento adecuado, por la importancia de la higiene de la piel y la humedad del pelo.

La utilización de nuevas cuchillas y máquinas de afeitado debe realizarse acorde con lo que diga el fabricante y también dependerá de la frecuencia de los afeitados, ya que normalmente una cuchilla suele perder bastante su filo a partir del mes (o incluso antes), mientras que para una maquinilla, se aconseja cambiarla cada dos años o antes si se observa menor eficacia a la hora de realizar el afeitado.

Aunque una vez a la semana parece una frecuencia razonable, es difícil determinar la frecuencia para realizar el cambio. Además, otros factores que influyen en el desgaste de las cuchillas son la densidad de la barba, del grosor del pelo, etc.

Fuente: CuidatePlus

COMENTARIOS