Economía

¿Por qué sube el dólar y a cuánto se puede ir a fin de año?

La divisa estadounidense superó los 32 pesos para la venta en la plaza local, lo que implica un incremento del dólar mayor al 70% en lo que va del año

martes 28 de agosto de 2018 - 6:36 pm

El dólar no encuentra su techo. Este martes, la divisa estadounidense ató su sexta suba al hilo y ya se apreció más de un 70% en lo que va del año con respecto al peso.

La gran pregunta que se hacen todos los inversionistas es hasta cuándo seguirá subiendo la divisa.

Sobre este punto, los analistas coinciden en que es difícil poner un precio de equilibrio, aunque algunos economistas hablan de un dólar a 36 pesos a fin de año.

Tal es el caso de Alejandro Bianchi, gerente de inversiones de Invertironline, quien explica: “Todavía hay un 13% adicional de suba para el dólar, con lo cual sigue habiendo un poco de presión. Yo creo que va a ir a la zona de $ 36 de aquí a diciembre. Para que no se escape más allá es necesario que se mantenga la relación actual entre las reservas y la base monetaria. A partir de este nivel de $ 32, la velocidad de la escalada debería empezar a calmarse”.

Gabriel Caamaño, de la Consultora Ledesma, explica que “desde mediados de abril estamos metidos en un evento por balanza de pagos y no podemos salir. Tuvimos una pausa en junio pero en agosto se reactivó. Cualquier excusa es válida para castigar a los activos argentinos. Una de las incógnitas que queda por despejar es el programa financiero. Es inexplicable que después de haber cerrado un acuerdo con el FMI por US$ 50.000 millones estemos discutiendo por los vencimientos del año que viene. Tras el acuerdo con el FMI, el 2019 -que es el año eleccionario- debería haber quedado blindado”.

“El Central intenta administrar la volatilidad, pero lo hace cada vez con menos efectividad y con instrumentos más restringidos”, agrega Caamaño.

Y concluye: “Las definiciones tendrían que venir de otro lado, tienen que venir del programa financiero. La brecha sobre el financiamiento del 2019 no debería existir. Parece que no hubiéramos negociado bien el cronograma de desembolsos con el FMI. Al final lo que ocurre es que no obtuvimos el blindaje que fuimos a buscar. Eso al mercado no le cierra y entonces nos pasa factura”.

 

COMENTARIOS