Policiales

Alerta: crecen los robos a carteros para hacer estafas con tarjetas

En lo que va del año se duplicaron los asaltos. Los ladrones sacan plata de cajeros y hacen compras online

domingo 26 de agosto de 2018 - 8:56 am

Hay cientos de casos en Capital y el Conurbano. La tendencia crece casi tan rápido como los intentos de frenarla: los ladrones buscan las tarjetas de crédito y de débito para cometer fraudes bancarios y las consiguen atacando a quienes las reparten.

En Argentina hay 5.700 carteros. La mayoría hace recorridos caminando o en bicicleta. Su imagen es una postal de muchos barrios.

Por la cantidad de horas que pasan en la calle, están muy expuestos a la inseguridad. Y aseguran que la situación empeoró en el último tiempo. “Se duplicaron los robos en lo que va del año”, confirmaron al diario Clarín en una de las empresas del rubro.

Ese crecimiento está acompañado de otro delito: la estafa. “Advertimos un aumento en el fraude con tarjetas de débito en el proceso de distribución. La suba a junio de 2018 duplica lo registrado en todo 2017: el año pasado hubo 233 hechos y, durante el primer semestre del año, ya tuvimos 509”, indicaron desde una entidad bancaria.

Es difícil que los bancos reconozcan esta tendencia porque la seguridad digital es una de las consignas de la nueva era. Por eso, entre las empresas encargadas de la distribución y los bancos se reparten culpas para dividir responsabilidades.

Los fraudes se dan de dos maneras: a través de extracciones y transferencias con las tarjetas de débito; y con compras virtuales usando tarjetas de crédito.

Entre el asalto al cartero y el tiempo que demora el correo en hacer la denuncia, para que a su vez los bancos desactiven los tarjetas, los asaltantes se hacen del máximo dinero posible de las cuentas con los plásticos obtenidos.

Pueden tener hasta una hora para hacerlo y utilizan datos que muchas veces están en los mismo sobres o que consiguen fácilmente en la web, como el número de documento del titular.

En la mayoría de los casos los ladrones logran vaciar la cuenta mucho antes de que el cliente note el fraude. Para evitar ese delito algunas empresas optaron por empezar a entregar las tarjetas de débito únicamente en sucursales, mientras que otras todavía buscan estrategias para resolverlo.

COMENTARIOS