Economía

Exclusivo: qué hay detrás del cierre masivo de inmobiliarias en la Ciudad

Un cambio a la ley 2340 generó el cese de actividades en más de 200 en lo que va de 2018, según datos oficiales de CUCICBA (Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires)

viernes 24 de agosto de 2018 - 11:35 am

Por Joaquín Vega

Carteles de “alquiler” y “venta” en las mismas inmobiliarias porteñas que antes ofrecían estos servicios. Se trata de una escena repetida durante el último año en la Ciudad de Buenos Aires.

El cierre masivo de inmobiliarias que funcionaban en la Ciudad de Buenos Aires tiene una explicación. La Ley 5859, sancionada el 24 de agosto del año pasado, significó la reducción de sus ingresos al 50%, lo cual generó el cierre de más de 200 inmobiliarias en lo que va de 2018, según datos oficiales de CUCICBA (Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires).

Hoy se cumple un año desde la sanción de la ley, que los legisladores porteños aprobaron con 51 votos afirmativos y 2 abstenciones.

¿Qué cambios trajo esta nueva ley?

Uno de los puntos más sobresaliente de esta normativa es la regulación de los honorarios de las inmobiliarias para locaciones con destino habitacional, fijando un monto máximo a cobrar al locador (propietario) del 4.15% del valor total del contrato y prohibiendo cobrar honorarios a los locatarios (inquilinos).

La idea de la norma fue reducir los costos que afrontaban los inquilinos a la hora de firmar un contrato. Entre la comisión, los meses de depósito y adelanto, los certificados de firmas y otros trámites, el monto de ingreso podía entonces equivaler hasta cinco meses de alquiler.

¿De dónde nació el proyecto?

La iniciativa fue hecha por la agrupación Inquilinos Agrupados que nace de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado).

¿Cómo se encuentra la disputa judicial?

El juzgado número 14 del fuero Contencioso, Administrativo y Tributario, a cargo del juez Lisandro Fastman, rechazó la demanda del Centro de Corredores Inmobiliarios y el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios (Cucicba), que solicitaba la declaración de inconstitucionalidad.

La sentencia se conoció en forma paralela a que la Federación Nacional de Inquilinos difundiera (por medio de una encuesta en Facebook) que una persona que hoy alquila en la Ciudad debe destinar el 44,6% de su salario para pagar la renta.

El porcentaje es el mismo del promedio a nivel nacional: los inquilinos argentinos deben reservar el 45% de sus ingresos para el alquiler, cuando en enero de este año necesitaban un 41%.

El cálculo hace referencia al pago del alquiler, excluyendo expensas, impuestos y servicios. Los expertos calculan que, en caso de sumarlos, un inquilino destina “entre el 60 y 70% de sus ingresos en mantener su vivienda alquilada”.

¿Cuáles fueron los efectos de esta Ley?

Según Reporte Inmobiliario, la rentabilidad anual de los alquileres de departamentos en la Ciudad de Buenos Aires, para departamentos de uno (1), dos (2) y tres (3) ambientes, es del 3.41% en promedio.

El 98% de las inmobiliarias son pequeñas y medianas empresas que prestan un servicio opcional (no es obligatorio alquilar por inmobiliaria). Muchas de ellas, de origen familiar, y dedicadas casi exclusivamente al mercado de alquileres.

La Ley 5859 significó la reducción de sus ingresos al 50% (antes cobraban el 4.15% por cada parte), lo cual generó el cierre de más de 200 inmobiliarias en lo que va de 2018, según datos oficiales de CUCICBA (Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires).

Una consecuencia directa que generó este cambio es la pérdida de poder de negociación de los inquilinos sobre las cláusulas del contrato (precio, duración, etcétera) dado que el propietario sabe que es el único que paga honorarios y el inmobiliario se ve obligado a cumplir con el mandato encomendado a través de la autorización de alquiler.

Aumento de precios de los alquileres

Desde la sanción de la Ley, considerando el período comprendido entre agosto 2017 y agosto 2018, para un departamento de dos (2) ambientes usado el aumento fue del 37.54% en promedio.

Por otra parte, una iniciativa de espíritu similar avanza en la Provincia de Buenos Aires, impulsada por los diputados kirchneristas José Ottavis y Rocío Giaccone, a través de una modificación de la Ley 10.973. Todavía está pendiente de debate en el parlamento provincial, junto a otro proyecto del oficialismo.

COMENTARIOS