#MeToo

Asia Argento, pionera del movimiento #MeToo, le pagó a un joven que la denunció para callarlo

Después de haber denunciado públicamente a Weinstein, la actriz y directora italiana se convirtió en una voz poderosa para las mujeres que han sido maltratadas por los hombres, pero ahora este caso ensucia al movimiento

lunes 20 de agosto de 2018 - 4:51 pm

La actriz y directora italiana Asia Argento, una de las primeras mujeres de la industria del cine en acusar públicamente al productor Harvey Weinstein de abuso sexual, acordó pagarle 380.000 dólares a Jimmy Bennett, un joven actor y músico de rock que dijo que ella abusó sexualmente de él en la habitación de un hotel de California hace algunos años, cuando acababa de cumplir 17 años. Ella tenía 37 y la edad de consentimiento sexual en California es 18.

Esa acusación y el acuerdo para el pago están especificados en documentos entre los abogados de Argento y Bennett, una exestrella infantil que alguna vez interpretó el papel de su hijo en una película.

Los documentos del acuerdo, que fueron enviados a The New York Times a través de un correo electrónico encriptado por una persona no identificada, incluyen una selfie del 9 de mayo de 2013 de los dos acostados en la cama. Como parte del acuerdo, Bennett, quien ahora tiene 22 años, dio la fotografía y los derechos reservados a Argento, ahora de 42 años.

Carrie Goldberg, abogada de la ex pareja del fallecido chef Anthony Bourdain, asegura que el dinero es “para ayudar a Bennett”.

Sin embargo, en los documentos el joven asegura que el encuentro de 2013 en la habitación del hotel fue una traición que precipitó una espiral de problemas emocionales, según los documentos: las repercusiones de “una agresión sexual” fueron tan traumáticas que dificultaron el trabajo de Bennett y sus ingresos y pusieron en riesgo su salud mental, de acuerdo con una notificación de una intención de demandar que su abogado envió en noviembre a Richard Hofstetter, el abogado desde hace mucho tiempo de Bourdain, quien también representaba a Argento en ese momento.

Argento, quien vive en Roma, posteriormente contrató a Goldberg —una abogada prominente de víctimas de ataques en línea— para que llevara el caso.

La notificación de la intención de Bennett solicitaba 3,5 millones de dólares por daños for infligir angustia emocional intencionalmente, salarios perdidos, abuso y agresión. Bennett ganó más de 2,7 millones en los cinco años previos al encuentro de 2013 con Argento, pero sus ingresos desde ese año se han desplomado a un promedio de 60.000 dólares al año, lo que él atribuye al trauma que siguió al encuentro sexual con Argento, indicó su abogado.

Después de que se pronunció públicamente sobre Weinstein, Argento rápidamente se convirtió en una voz poderosa para las mujeres que han sido maltratadas por los hombres. En mayo, dio un discurso en el Festival de Cine de Cannes en el que definió al festival como el “territorio de cacería” de Weinstein. La actriz dijo que él la había violado ahí en 1997, cuando tenía 21 años.

COMENTARIOS