Alimentación

Cinco básicos para preparar un lunch saludable para los chicos

La alimentación es una parte fundamental en el crecimiento de los niños

martes 21 de agosto de 2018 - 7:31 am

El lunch representa sólo el 10% de las calorías que los niños consumen en un día, y su función principal es la de proveer energía a media mañana para que los niños estudien y aprendan.

Un refrigerio saludable debe contener los nutrientes esenciales para el sano desarrollo de tus hijos. Mirá este programa integral y con un equilibrado valor calórico.

Las calorías que consumimos al día deben guardar cierta proporción dependiendo del tiempo de comida (desayuno, comida, cena y colaciones). Es decir, si un niño necesita consumir mil kcal al día, esto representará el 100% de Kcal de su dieta y será distribuido de la siguiente manera:

% que representa del total                                              Ejemplo de una

       de calorías al día                                dieta de 1000kcal en un niño

Desayuno.…….        25%                                       250kcal

Colación 1……        10%                                        100kcal

Comida……….        35%                                        350kcal

Colación 2……        10%                                        100kcal

Cena…………..        20%                                        200kcal

¿Cómo hacer loncheras saludables?

Es importante que te des tiempo como mamá para elaborar un lunch rico, nutritivo y divertido. ¡Seguí estas reglas básicas. Un lunch debe:

1. Ser sabroso. A los niños no les gustan mucho los sabores insípidos, así que agregá alimentos o condimentos divertidos y “de niños”. Lo sano no está peleado con lo divertido.

2. Tener variedad. Procura no repetir el mismo lunch en la semana. Cada alimento contiene nutrimentos distintos. La mayoría de los niños terminan por cansarse de lo mismo y regalan o tiran su refrigerio.

3. Calorías necesarias. Tener las calorías suficientes para que tu hijo no se quede con apetito. Suficiente no significa excederse.

4. Ser balanceado. Que incluya de los tres grupos de alimentos. Grupo 1: Verduras y frutas (lechuga, jitomate, zanahoria, jícama, pepino, manzana, mango, pera, guayaba, naranja,  etc.) Grupo 2: Cereales y tubérculos (papa, camote, trigo, maíz, cebada, centeno, avena, azúcar, etc.) Grupo 3: Leguminosas y alimentos de origen animal (huevo, leche, queso, pescado, atún, carne roja, pollo, jamón, salchicha, frijoles, habas, lentejas, etc.).

5. Hidratación correcta. Las bebidas pueden exceder el consumo de calorías de su lunch, por lo que es importante que conozcas cuántas calorías tienen:

Agua natural                                                                 = 0 kcal

1 jugo de naranja Sonrisa Natura de 200 ml                = 120kcal

1 vaso de jugo de manzana artificial                            = 250kcal

1 refresco de 600ml                                                      = 350kcal

1 vaso de bebida de soya                                             = 120kcal

1 vaso de leche con chocolate                                      = 358kcal

Para hidratar a tus hijos, es importante que siempre les mandes agua natural o jugos 100 %, sin azúcar añadida. A veces se cree que los líquidos son inofensivos, pero si están llenos de azúcar son dañinos para la salud.

Recordá que no hay alimentos buenos ni malos, sino buenas o malas combinaciones, y que el exceso de cualquier grupo de alimentos se convierte en grasa y por eso subís de peso.

Comenzá a aplicarlo en tus hijos y sobretodo en los padres ya que el ejemplo de una comida balanceada será imitado por tus hijos.

Fuente: Salud 180

COMENTARIOS