Paros y protestas

Investigadores del Conicet marcharon al Congreso por la ley de Ciencia y Tecnología

La normativa ya tiene media sanción del Senado. Denuncian que los Institutos están "al borde de la parálisis".

viernes 17 de agosto de 2018 - 10:33 pm

Bajo el lema “Sin ciencia y tecnología no hay futuro”, los trabajadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) realizaron este jueves una manifestación en el Congreso Nacional para reclamar por los recortes en el presupuesto y otras problemáticas del sector.

En una carta dirigida a diputados y senadores, los directores de los institutos del Conicet describieron a grandes rasgos la profunda crisis que viven. Alertan que el Conicet, donde trabajan casi diez mil investigadores, “se encuentra en un grave estado”.

Además, aseguran que de no tomarse medidas urgentes, “el deterioro provocará la destrucción de grupos de trabajo, la paralización de instrumental muy valioso y el éxodo de científicos, dilapidando de ese modo la inversión que nuestro país realizó a lo largo de muchos años”.

En las puertas del Congreso, se movilizaron para pedir que no se olviden de la Ley de Ciencia y Tecnología que tiene media sanción en Senadores y que quedó pendiente para que se trate en diputados.

Esta ley establece metas para elevar la inversión en el sector hasta el año 2030, y, en lo inmediato, que en el marco de la discusión del presupuesto para 2019 se aumenten las partidas asignadas al sistema científico.

“El Consejo está al borde de la parálisis. Por eso decidimos marchar y enviarle una carta a los legisladores que fue firmada por el 90 por ciento de todos los directores de institutos del Conicet, algo inédito porque nunca pasó en la historia que se unieran todos en el mismo reclamo. Es grave lo que ocurre”, contó Andrea Gamarnik Directora del Laboratorio de Virología Molecular y Directora del Instituto Leloir.

En medio del reclamo destacan también que al mes de agosto los Institutos no cuentan aún con un presupuesto aprobado por el Directorio del Conicet, situación inédita en la historia del organismo. Hasta ahora, dicen haber recibido cuotas presupuestarias que suponen una reducción nominal significativa respecto a los montos recibidos en 2017 y que no alcanzan para pagar servicios públicos, garantizar la limpieza y seguridad de las instalaciones ni para realizar reparaciones y mantenimiento básico de equipos científicos.

“Esperemos que nos escuchen y que entiendan la importancia de nuestro reclamo”, cerró Gamarnik.

COMENTARIOS