Cuadernos de la Corrupción

Paolo Rocca, el “intocable”: reconoció pago de coimas, pero nadie lo cita a declarar

El CEO de Techint contó en una cena con empresarios a la que asistió también el presidente que en su compañía eran "conscientes de lo que pasaba"; Nexofin dialogó con uno de los directivos: "No sabíamos que iba a hablar del tema en AEA"

viernes 17 de agosto de 2018 - 11:52 am

Por Matías Ferrari

No era el lugar ni el momento ideal para decirlo, pero el CEO de Techint, Paolo Rocca, habló de los pagos de coimas que empresarios pagaron al Gobierno de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner.

“Eramos conscientes de lo que pasaba”, reconoció ayer a la mañana en el marco de una reunión organizada por la Asociación Empresaria Argentina (AEA). “Luis Betnaza accedió a una exigencia del gobierno de aquel entonces, de un apoyo”, afirmó Rocca este jueves, intentando descargar la responsabilidad en su subordinado, pero reconociendo que representantes del Grupo Techint pagaron coimas para favorecerse con obras.

Y agregó: “Fuimos conscientes de lo que pasaba, sí. Yo creo que sabíamos que las cosas no estaban bien. Pero creo que no fuimos ni cómplices ni partícipes de todo esto”.

Lo llamativo es que ningún juez citó a indagatoria a Rocca, tras reconocer que estaba al tanto de las coimas que pagó Betnaza a Roberto Baratta.

Rocca confesó lo que ya todos daban por sentado, tras las declaraciones ante la Justicia de Héctor Zabaleta, histórico hombre de confianza del CEO de Techint, quien fue retratado en los cuadernos de Oscar Centeno entregando millones de dólares en bolsos a Roberto Baratta, en los sótanos de la torre de Della Paolera.

Rocca, cercado

Tras ser detenido por orden del juez federal Claudio Bonadio, Zavaleta se acogió al régimen de arrepentido y admitió el pago de coimas para ser liberado.

Esta decisión forzó al hombre político del grupo y mano derecha de Rocca, Luis Betnaza, a presentarse ante el juez y declarar que las coimas que pagó Zavaleta las hizo por orden suya. Según explicó, se trató de pagos que le pidieron los Kirchner para interceder ante Hugo Chávez y destrabar el conflicto por la expropiación de la siderúrgica Sidor, que Techint tenía en Venezuela. Según reveló la revista Noticias, por una planta que estaba valuada a nivel del mercado en USD 1500 millones, Hugo Chávez terminó pagando USD 1.900 millones: esto dejó un margen de 400 millones de dólares en favor del Grupo Techint, 300 de los cuales se repartieron en coimas, según reveló un ex ejecutivo del grupo.

De esta manera, Rocca quedó rodeado: sus dos mayores hombres de confianza quedaron pegados al pago de una coima millonaria para que el kirchnerismo le abriera las puertas a los negocios en Venezuela.

“Actuamos para defender nuestra gente”, argumentó ayer Rocca en relación a ese pago, ante la mirada del presidente, Mauricio Macri, que participó del encuentro.

La pregunta es por qué Bonadio aún no citó a declarar al empresario, teniendo en cuenta que es la cabeza del grupo que se vio favorecido por el negociado.

Nexofin logró contactar a uno de los directivos de la compañía, quien reconoció: “Por el momento no sabemos nada de ninguna citación, pero dentro del grupo todos estamos a la expectativa de lo que pueda llegar a ocurrir”.

Además, el mismo directivo aclaró: “No estaba al tanto que Paolo iba a hablar sobre el tema en el encuentro de AEA”.

COMENTARIOS