Cuadernos de la Corrupción

El empresario Gabriel Romero confesó haber pagado US$ 600 mil por un decreto presidencial

El dueño de EMEPA declaró en la justicia que pagó para que el gobierno de CFK le extienda la concesión de "Hidrovía". También afirmó que sobornaba a Ricardo Jaime.

jueves 16 de agosto de 2018 - 8:31 pm

El empresario Gabriel Romero, de Emepa, confesó haber pagado coimas por 600.000 dólares para que el Gobierno de Cristina Kirchner le renovara por decreto la concesión de la explotación de la Hidrovía , el tramo del Río Paraná -Paraguay que permite conectar el Atlántico y Asunción para el comercio internacional.

Además, dijo que le entregaba al secretario de Trasporte Ricardo Jaime un retorno del 10 al 15 % de los subsidios que recibía por su empresa Ferrovías y también le daba una cuota anual de 500 mil dólares para asegurarse el control de los negocios ligados al Transporte.

De esta manera, la Justicia pudo hoy conectar el pago de un soborno que figura en los cuadernos del chofer Oscar Centeno con un negocio millonario y con la venia del poder político.

Con la declaración de Romero, quedó eximido su ejecutivo Rodolfo Poblete, que anoche había sido liberado desde los tribunales de Comodoro Py 2002.

Según le dijo al fiscal Carlos Stornelli, Romero realizó dos pagos de 300.000 dólares cada uno para que el gobierno firmara el decreto que le finalmente le aseguraría la continuidad del millonario negocio.

Un pago se efectuó un día antes de que el decreto saliera publicado en el Boletín Oficial, el otro se hizo tiempo después.

Ahora, el fiscal Pollicita pedirá a Servini de Cubría que amplíe la indagatoria del empresario Romero y que incorpore en su causa la confesión que hizo en el juzgado de Claudio Bonadio.

El decreto mencionado por Romero fue firmado en 2010 por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el exvicepresidente Amado Boudou, el exministro Julio de Vido y el exjefe de gabinete Aníbal Fernández.

COMENTARIOS