Cuadernos de la Corrupción

Falta de quorum: el peronismo protegió a Cristina Kirchner

Pese a que se estiro el tiempo de inicio, no hubo el número suficiente de senadores para tratar el pedido del juez Claudio Bonadio, en el marco de la causa Cuadernos de la Corrupción. Habrá una nueva sesión el miércoles a las 14

miércoles 15 de agosto de 2018 - 2:46 pm

“Es el allanamiento más publicado en la historia judicial argentina”, dijo Miguel Ángel Pichetto en su exposición en el Senado, al mismo tiempo que sostuvo que cree que “el juez no va a encontrar nada”. Fue durante la fallida sesión en la Cámara Alta por el tratamiento del pedido de allanamiento a las propiedades de la ex preesidenta Cristina Fernández de Kirchner realizado por el juez Claudio Bonadio, en el marco de la causa denominada Cuadernos de la Corrupción.

El magistrado solicitó el permiso a la Cámara alta para ingresar a los domicilios de la expresidenta ubicados en Recoleta, Río Gallegos y El Calafate, después de que las anotaciones del chofer Oscar Centeno revelaran una posible ruta de coimas millonarias entre el matrimonio presidencial y los empresarios de la obra pública.

Según la Ley de Fueros 25.320, el Senado debe votar si autoriza a Bonadio a realizar los allanamientos, ya que Cristina ocupa la banca de senadora. Esta decisión generó una grieta en la oposición, ya que el Bloque Justicialista -liderado por Miguel Ángel Pichetto- no tiene una posición unánime.

Según trascendió, este pedido quebró al PJ, donde hay senadores que se oponen a aprobar la medida y se diferencian de Pichetto, quien dio libertad a los legisladores del espacio para que votaran lo que consideraran. No obstante, el líder del bloque peronista dejó en claro que no está de acuerdo con un eventual desafuero sin que haya una condena firme sobre la exmandataria.

Ante esta división, Pichetto anunciará que habrá “libertad de acción” al momento de la votación. Uno de los legisladores que rechaza esta autorización, el formoseño José Mayans, destacó que el pedido “tiende a dar un golpe mediático” y busca “humillar” a la senadora.

COMENTARIOS