Cuadernos de la Corrupción

Las frases más impactantes de la declaración de Uberti, el primer arrepentido K

El ex titular del Órgano de Control de las Concesiones Viales (OCCOVI) es el primer ex funcionario kirchnerista que se "quebró" y confesó

miércoles 15 de agosto de 2018 - 12:44 pm

En el marco de la megacausa de los Cuadernos de la Corrupción, que investiga una red de distribución de coimas durante la gestión kirchnerista, están saliendo a la luz nuevos arrepentidos. Los primeros fueron empresarios, pero el hecho más resonante es la aparición del primer arrepentido del kirchnerismo. Claudio Uberti estuvo a cargo del Órgano de Control de las Concesiones Viales (OCCOVI) y declaró que tanto Néstor como Cristina Kirchner lideraban el entramado de corrupción.

En su declaración, vinculó directamente a Néstor y Cristina Kirchner con el cobro de las coimas y habló de vuelos repletos de valijas entre Buenos Aires y Santa Cruz.

A continuación, las frases más resonantes de su declaración:

  • “Yo le llevaba a Néstor Kirchner bolsos con el dinero que recaudaba de las concesionarias viales que estaban bajo mi órbita. Las entregas se hacían en el despacho presidencial de la Casa Rosada o en la Quinta de Olivos. También hubo entregas en el domicilio de De Vido”
  • “Cristina Kirchner estuvo presente varias veces en las que yo fui a dejar los bolsos, ella sabía todo lo que se hacía”.
  • “El encargado de comunicarme mis tareas fue el ministro de Planificación, Julio De Vido. Me explicó qué había que hacer e incluso me fijó una meta que con el tiempo quedó desdibujada porque nada alcanzaba para satisfacer a “El Malo”. Debía recaudar USD 150 mil por mes de cada una de las empresas concesionarias que estaban en mi área”
  • “Un día llegué con 10 millones de dólares. No estaban Néstor ni Cristina, entonces pedí conocer el dormitorio. Pero no se podía pasar. Estaba repleto de valijas, bolsos y mochilas con billetes”.
  • “Le entregué el bolso (a Néstor Kirchner) y le conté que una empresa había aportado solamente pesos; explotó, su ira fue tal que empezó a pegarle patadas al bolso y volaron los pesos por todo el despacho”.
  • “En otra ocasión, en un viaje a Madrid, Kirchner se molestó con el jefe de protocolo, Rubén Zacarías, porque habían llegado tarde los diarios. Entonces lo miró a su secretario Daniel Muñoz y le pidió que le dé tres. Muñoz se paró y le dio tres trompadas a Zacarías que lo dejaron en el piso. ‘Esto es para que sepas qué les pasa a los traidores’, exclamó Kirchner al aire”.

COMENTARIOS