Cuadernos de la Corrupción

Cuadernos: la Justicia bonaerense vincula a Scioli

El fiscal Garganta que lo investiga por lavado pedirá la declaración de Carlos Wagner. Sospecha que en la Provincia funcionaba otro sistema de recolección

miércoles 15 de agosto de 2018 - 5:27 am

El ex gobernador y actual diputado Daniel Scioli está a punto de quedar implicado en el caso de los cuadernos de las coimas.

Según detalla el diario Clarín, tras la declaración como arrepentido del empresario Carlos Wagner, el fiscal platense Álvaro Garganta tomó la decisión de enviarle un oficio al juez Claudio Bonadio para que le mande la declaración completa del ex presidente de la Cámara de la Construcción.

Garganta, que investiga a Scioli en un mega expediente sobre lavado de dinero, detectó que en esa causa -que está a punto de elevar a juicio oral- figura una declaración testimonial del financista Leonardo Fariña en la que describe que Wagner, Scioli y el ex ministro de Planificación Julio De Vido habían armado un sistema de reparto irregular de obras públicas para que siempre las ganen las mismas empresas. El fin último de esa estructura era “vaciar” el Estado, aseguró el ex valijero.

Esa declaración de Fariña, según Garganta, es muy similar a la que dio Wagner como arrepentido sobre el “Club de la Obra Pública” con las obras nacionales.

El oficio que firmó el fiscal solicitando la declaración de Wagner es el primer paso para arrancar una investigación que vincule a Scioli con el caso de los cuadernos.

Fariña declaró como testigo -estaba obligado a decir la verdad- en el expediente de lavado que involucra a Scioli en el año 2016.

El valijero aseguró que en la provincia se había montado un cartel entre empresarios y funcionarios que estaba estructurado para armar licitaciones irregulares en la provincia.

“La obra pública en la provincia se manejaba entre Wagner, que era el presidente de la Cámara de la Construcción, el gobernador de la provincia y el ministro de Planificación que era De Vido. Estos modelos se replicaban en otras provincias”, declaró ante la Justicia.

Según Fariña, el gobierno de Scioli no quería que Lázaro Báez ingresara a hacer obras en Buenos Aires y le ponían todo tipo de trabas.

COMENTARIOS