Cuadernos de la Corrupción

Stornelli anticipó más arrepentidos: “Todos los días aparecen cosas nuevas”

El fiscal que investiga la causa por corrupción en la Obra Pública reveló como se lleva adelante esta causa que ya tiene la declaración de varios empresarios

martes 14 de agosto de 2018 - 5:17 am

El fiscal Carlos Stornelli, junto al juez federal Claudio Bonadio, son quienes están a cargo de la investigación que se reveló tras conocerse el contenido de los cuadernos de Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, número dos de Julio De Vido en el Ministerio de Planificación.

En diálogo con TN, el fiscal habló sobre los empresarios que confesaron ante él el pago de coimas: “Nunca vi una prueba de estas características. Nunca tuve una cantidad de confesiones o colaboraciones de personas que tal vez hubieran participado y se acercaran a decirlo, muchas de ellas sin estar detenidas”.

Y sobre eso dijo: “Muchos tenían deseos de contarlo, de decir lo que había pasado aún a riesgo de enfrentar un proceso penal. Casi todas estas personas están enfrentando un proceso con consecuencias penales y económicas, que pueden tener incidencia en su vida posterior, y no obstante eso eligieron colaborar”.

En ese caso, remarcó que los arrepentidos “no compran el sobreseimiento”: “Muchos de ellos se autoincriminan, asumen una responsabilidad. En muchos casos he visto mucha valentía. Quizás no de las personas más poderosas, pero sí de personas que están solas, sin recursos y se sentaron a decir cosas que son importantísimas”. Y especificó: “Muchos abogados de los imputados se acercan a la fiscalía a sondear las posibilidades de un acuerdo, se está viendo lo positivo que ha sido para todos nosotros la ley del arrepentido”.

Además, Stornelli dijo que “el impulso que lleva a uno a descubrir la verdad es más fuerte que los temores”, aunque contó que fue lo que sintió cuando tuvo el primer contacto con los cuadernos: “Cuando el periodista se acerca a la fiscalía con el material que tenía, uno es consciente de lo que vale eso y de lo poco que vale la vida frente a la necesidad de muchos de que eso no aparezca”.

Y cerró: “Tengo más pruebas que las que hubiera soñado hace dos semanas. Hay cosas por averiguar, personas por convocar y lugares que explorar. Hay muchas cosas para hacer todavía”.

COMENTARIOS