Sociedad

Monsanto deberá indemnizar con U$S 289 millones a un jardinero por no advertir del uso del glifosato

Un jurado de California condenó a la multinacional por "no advertir correctamente del riesgo para la salud que se corría al usar este producto". La compañía confirmó que apelará la condena porque consideran que el producto no es cancerígeno.

sábado 11 de agosto de 2018 - 3:57 pm

Un jurado de California, Estados Unidos, condenó este sábado a la multinacional Monsanto a indemnizar con US$39 millones en compensación y US$250 millones en daños a un hombre por haberle causado un cáncer terminal debido a la exposición al glifosato.

El 18 de junio de este año, Johnson, un jardinero escolar de 46 años, se convirtió en la primera persona en llevar a juicio a la gigantesca corporación de semillas y químicos, acusándola de ocultar los peligros cancerígenos del Roundup. Ahora, se convirtió en el primero en ganar un juicio contra Monsanto.

Johnson aplicaba los herbicidas Roundup y Ranger Pro, de la compañía Monsanto, 30 veces al año, es decir, aproximadamente cada 12 días, en un trabajo como jardinero que tuvo en 2012 en San Francisco (en la ciudad boreal de Benicia).

El jardinero, de 46 años, padece linfoma no Hodgkin desde hace cuatro años. Los médicos aseguraron que le quedan meses de vida.

La farmacéutica alemana anticipó, por su parte, que apelará el fallo, y ratificó que el glifosato “es seguro y no cancerígeno”.

“Mostramos nuestra empatía con el señor Johnson y su familia. La decisión de hoy no cambia el hecho de que más de 800 estudios y revisiones (y conclusiones de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA), el Instituto Nacional de Salud de EE.UU. (NIH) y autoridades regulatorias en todo el mundo) apoyan el hecho de que el glifosato no causa cáncer”, expresó Scott Partridge, uno de los vicepresidentes de Monsanto, a través de un comunicado, donde también señalaron que apelarán la decisión judicial.

La compañía, que fue adquirida por Bayer, afronta cientos casos en Estados Unidos por el efecto cancerígeno del glifosato.

“Hace décadas que Monsanto actúa con total impunidad con la meta de buscar un beneficio a todo coste. Eso implica que ha disimulado la peligrosidad de sus productos, una peligrosidad demostrada por los estudios”, dijo David Cormand, del partido ecologista Los Verdes, respecto de lo que consideró una “victoria histórica”.

Los beneficios netos declarados por el gigante de las semillas transgénicas ascendieron a U$S 15.000 millones en 2017, y sus productos continúan expandiéndose.

En 2015, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) clasificó el glifosato como “probable carcinógeno humano” en 2015.

A pesar de las advertencias, en noviembre pasado, la Unión Europea renovó la licencia para el uso del herbicida hasta 2022, aunque la decisión contó con la oposición de nueve países europeos, entre ellos, Francia.

Además del presente caso, unos 4.000 demandantes más alegan que la exposición al Roundup de Monsanto les causó a ellos y/o a sus familias síntomas similares al linfoma no Hodgkin (NHL). En la cuna de Monsanto, St. Louis, Missouri, otra demanda similar espera llegar a juicio en octubre próximo, según informa el sitio La Vaca.

COMENTARIOS