Salud

Cuatro modos en los que tu pareja puede arruinar tu salud

Los hábitos que pueden jugar en contra

sábado 11 de agosto de 2018 - 7:05 am

Compartir gran parte de tu vida con otra persona presenta muchas ventajas, pero también algunos inconvenientes. El intercambio de bacterias o las molestias cuando se duerme pueden provocar consecuencias negativas para la salud sin que uno se dé cuenta.

Una de las principales desventajas a la hora de compartir cama, baño y utensilios de cocina es que la proliferación de virus y bacterias se incrementa de forma sustancial. No obstante, si se tiene un sistema inmunológico más fuerte esto no representa un riesgo.

Entre los problemas que puede generarte se encuentran:

– Mal descanso: dormir junto a alguien que ronca o que se mueve mucho puede afectar de forma sustancial la calidad del sueño. Despertarse repetidamente durante la noche (ya sea por ruidos o por algún golpe) hace estragos en la salud. Es necesario obtener un buen descanso de forma continuada entre 7 y 8 horas diarias.

– Aumento de peso: acostumbra a pasar que cuando uno lleva un cierto tiempo en una relación gane algo de peso. Un estudio realizado en la Universidad Central de Queenslan, Australia, determinó que las parejas felices pesan una media de 5,8 kilos más que los solteros. A la misma conclusión llegó una investigación de la Southern Methodist University de Dallas.

La obesidad es una enfermedad que incrementa el riesgo de padecer otras como artritis, diabetes, problemas del corazón, presión arterial alta, apnea del sueño, algunos cánceres o ACV.

Incentivo al consumo de alcohol: aquellas relaciones cuyos miembros de la pareja comparten los mismos hábitos a la hora de beber tienden a ser más felices que en las que solo uno de ellos consume, según indican los expertos. Por ello, si uno de los dos tiene la tendencia a tomar alcohol puede influir en la ingesta del otro.

– Debilitamiento del corazón: cada pelea que se tiene con la pareja afecta a la salud cardiaca. Un estudio de la Universidad de Michigan encontró una conexión entre la edad, la calidad del matrimonio y los problemas del corazón. Es decir, que las personas que tuvieron un vínculo con más peleas tienen más chances de sufrir problemas cardiovasculares a medida que envejecen.

Fuente: Conbienestar

COMENTARIOS