Legalización del aborto

El cambio de un voto del kirchnerismo consolida el rechazo al proyecto de legalización del aborto

García Larraburu indicó que el debate "se instaló como una cortina de humo" y anunció que votará en contra el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo

domingo 5 de agosto de 2018 - 2:11 pm

La senadora K Silvina García Larraburu decidió darle la espalda a su bloque, que iba a votar unificado por el “sí”, y anunció este domingo que votará en contra del proyecto de legalización del aborto, que se tratará el miércoles en la Cámara alta.

“Como está hoy la situación es que yo voy a votar en contra. Tuve estas semanas en que se inclinó la balanza a partir de lo que fui escuchando y cómo se dio el debate, que tiene que ver con mis convicciones más íntimas”, afirmó en diálogo con radio Mitre.

De esta manera, la situación en el Senado es inversa a la que se vio en la votación en Diputados y se consolida el rechazo al proyecto, que ya suma 37 votos por el “no” y que, salvo alguna sorpresa, no se convertirá en ley el miércoles cuando se someta a votación.

Además, la legisladora envió un mensaje a la bancada, que días atrás envió un comunicado con una foto de los legisladores en apoyo a la iniciativa sobre la interrupción voluntaria del embarazo: “El peronismo nunca fue abortista. En la doctrina, si uno lee a Perón y a Eva, el peronismo nunca tuvo una postura pro aborto. Tenemos que acercarnos a nuestra esencia”, remarcó.

Cabe destacar que García Larraburu perteneció hasta abril al interbloque de Argentina Federal, que lidera Miguel Pichetto, y que decidió dar el “salto” hacia el Frente para la Victoria.

Con el voto de García Larraburu, el bloque cristinista aportará 8 apoyos a la iniciativa y un rechazo.  En el otro sector peronista, las posiciones están más parejas: 8 a favor y 10 en contra.

La senadora evitó criticar a la ex presidenta por apoyar el proyecto y eligió destacar que no haya promovido su debate durante sus dos mandatos al frente de la Casa Rosada: “En su gestión, con inteligencia y conocimiento, no habilitó el debate. No es casual, es una persona que tiene la altura intelectual para haber entendido que esto iba a provocar la crisis social que estamos viviendo y esta pelea, cuando los argentinos lo que necesitamos es no ahondar más en la grieta”, señaló.

Además, criticó duramente el proyecto, al asegurar que “está viciado”, y cargó duramente contra el presidente Mauricio Macri por haber promovido su discusión en el Congreso.  “Es parte del capricho de un nene bien, poco acostumbrado a la frustración, en su pelea con la Iglesia, el clérigo y el Vaticano”, enfatizó.

“Hoy la balanza va a para ese lado en cuanto a mi voto y creo que esto ha deteriorado más el tejido social, este debate, que tiene que ver con la voluntad del presidente Macri, aconsejado por el duranbarbismo de montar una cortina de humo para distraer la distracción de los temas urgentes. No era el momento para debatir este proyecto”, expresó.

Y recordó que cuando Néstor Kirchner promovió la discusión por el matrimonio igualitario, “envió un proyecto y lo firmó”: “Este debate banalizó el tema, el proyecto es malo y esto no sólo lo digo yo sino que la mayoría de los actores de uno y otro sector coinciden en que el proyecto es malo, que no va a resolver la problemática de fondo y tiene que ver con intereses económicos foráneos que han puesto mucho recursos para que se de este debate”, sentenció la senadora.

COMENTARIOS