Cuadernos de la Corrupción

Los insólitos mandados que Roberto Baratta le encargaba a Oscar Centeno

Los cuadernos escritos por el ex chofer del por entonces funcionario revelan cada una de sus actividades entre 2005 y 2015, incluso, algunas de las más triviales.

sábado 4 de agosto de 2018 - 7:03 pm

Los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno, en manos del juez federal Claudio Bonadio, revelaron algunos presuntos hechos de corrupción, pero también actividades más triviales, tales como el traslado de entradas para recitales de rock o de ramos de flores.

En octubre de 2005, por ejemplo, el ex militar asentó que fue a Libertad 555, en Villa Ballester, a llevar dos corderos a la casa de Juan Vargas. Un mes más tarde, realizó otra tarea doméstica: recorrió 50 kilómetros para entregarle al suegro de Baratta a Lomas del Mirador (Mosconi al 1800) dos docenas de facturas.

En diciembre de ese mismo año, además, pasó a buscar a Baratta por Aeroparque, y de ahí se dirigieron a un “salón de fiestas para una degustación”. Luego, lo dejó en su casa y volvió al Ministerio.

En marzo de 2006, en tanto, Centeno dejó “la ropa del Licenciado en la lavandería”, y después llevó a la hermana de Baratta al “Estadio River a buscar las entradas de U2”. En mayo, dedicaría media tarde a “entregar una película” en Blockbuster.

Los trámites personales incluían desde visitas a la peluquería, al sastre y al dentista, hasta mandados en la cerrajería, pago de expensas y viajes al gimnasio (en Palermo y Recoleta), y por supuesto, los “delivey” de comida, que también fueron una constante.

En octubre de 2008, el “arrepentido” llevó a Baratta a la casa de De Vido, y luego se dirigió a comprar “18 rosas rojas para la señora del ministro”. Centeno dejó en claro que tuvo que pagarlas “con su dinero” por “orden de Baratta”.

COMENTARIOS