Cuadernos de la Corrupción

“El Dr. Kirchner las quiere a todas para él”: los datos más reveladores de los cuadernos

Los cuadernos del chofer Oscar Centeno revelaron datos de cómo operaba el ex presidente: el "rey" de los bolsos, fútbol los viernes y una única semana sin recibir dinero. Los detalles

sábado 4 de agosto de 2018 - 11:13 am

Además de sacar a relucir nombres, direcciones y destinatarios de coimas, los “Cuadernos de la corrupción”, escritos por Oscar Centeno, revelaron información sobre cómo se manejaba el ex presidente Néstor Kirchner, el “rey” de los bolsos.

Según consta en la historia, en febrero de 2010, el expresidente debió ser operado de urgencia por una obstrucción en la carótida derecha y estuvo internado en terapia intensiva. Los cuadernos revelaron que apenas una semana después de la intervención, Kirchner ya recibía nuevamente los bolsos en Olivos, uno con 900.000 dólares.

El dinero se recibía en dos lugares, el departamento de Uruguay y Juncal y la quinta de Olivos, adonde en los últimos meses de Néstor se entregaron bolsos de dinero “pesados”, incluso más que los de épocas anteriores. Durante octubre de 2010, la empresa Electroingeniería, de las más fortalecidas durante la década del gobierno kirchnerista, entregó altas cifras de dinero, indica La Nación. Según Centeno, en una de las entregas que hizo Jorge Neyra, vicepresidente de Electroingeniería, a Baratta, se pagaron 3.500.000 dólares “en carácter de devolución o retorno de las obras públicas”.

Entre otros datos, los “Cuadernos de la corrupción” revelaron la rutina semanal que el propio Kirchner establecía. El Dr. recibía en la residencia presidencial a Baratta y a su secretario Nelson Lazarte y “les daba órdenes”. Los martes se reunían para delinear los recorridos para luego pasar a “la recaudación de los miércoles” y los viernes se jugaba al fútbol en Olivos. Durante ese período fueron frecuentes las reuniones entre Baratta, Lazarte, Santiago De Vido y el empresario Carlos Mundín, de la empresa BTU, quien también quedó detenido esta semana. Se encontraban en el restaurante Croque Madame, de la Avenida del Libertador, con “el visto bueno del Dr. Néstor Kirchner”, según registró Centeno.

Un día, el número dos de De Vido, Baratta y Nélson Lazarte, tuvieron por la tarde una reunión en el sindicato de Luz y Fuerza. El encuentro duró 45 minutos. Después, Oscar Centeno llevó a Baratta directo a hacia la Quinta de Olivos a reunirse con Néstor Kirchner. Allí se encontró al famoso “rey” de los bolsos de dinero, como lo apodó al expresidente.

Mientras hablaba por teléfono con Julio De Vido, Baratta decía a veces que llevaba “el dinero para la corona”.

COMENTARIOS