Despenalización del Aborto

Aborto: enojo en el Vaticano por un “regalo trampa” que le hizo un argentino al Papa

Un joven argentino comunicó ayer que le había entregado un pañuelo verde y una carta al Sumo Pontífice durante una de las audiencias generales que realiza el Sumo Pontífice

viernes 3 de agosto de 2018 - 11:28 am

El Vaticano se mostró enojado con un argentino que le obsequió al Papa Francisco un pañuelo verde, símbolo en Argentina de la lucha a favor del proyecto de ley que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo.

La Iglesia argentina ya había expuesto su rechazo al aborto y lo mismo había hecho el ex cardenal Jorge Bergoglio.

Sin embargo, un argentino se las arregló en la última audiencia general en Roma para darle en mano al Papa una carta en la que pedía que “reflexionara” sobre la despenalización del aborto; junto a la carta, le entregó un pañuelo verde doblado.

Luego, Nicolás Fuster contó a través de sus redes sociales y en diálogo con varios medios de comunicación cómo fue el breve encuentro.

La difusión de su historia generó enojo en el Vaticano, desde donde calificaron el gesto de “poco honesto” y tildaron de “regalo trampa” al obsequio de Fuster.

Así lo hizo saber la vicedirectora de la Sala de Prensa del Vaticano, Paloma Ovejero, quien cuestionó la difusión que el hecho tuvo en la Argentina.

“Cada miércoles, en cada audiencia general, el Papa recibe centenares de cartas, pañuelos (no solo verdes), gorras y demás obsequios. Utilizar la entrega de un “regalo trampa” sin que el destinatario supiera qué era ni qué buscaba no parece muy honesto…”, señaló la vocera del Vaticano para zanjar el tema.

Qué dijo el estudiante

En diálogo con Todo Noticias (TN), Nicolás Fuster contó: “Le dije que era una carta importante y que, si quería, podía leerla. Me sonrió de manera transparente y se la entregó a uno de sus asistentes. Fue muy impresionante todo, le agradecí mucho”.

Y agregó: “Estuve en Buenos Aires en abril y el tema de los pañuelos me llamó mucho la atención. Yo después, de vuelta en Roma durante el Mundial, hice pañuelos verdes y los repartí. Entonces dije ‘qué bueno si pudiera darle esto al Papa’, y me salió. No me imaginaba estar con él frente a frente”.

COMENTARIOS