Belleza

Cómo hacer para que nuestro pelo luzca con más volumen

Además, ante la caída de cabello, cómo saber cuándo recurrir a un estilista y cuándo al médico

martes 31 de julio de 2018 - 7:27 am

A continuación, algunos consejos para ganar volumen en el cabello para quienes tengan poco, sea cual sea la causa. Además, cómo saber cuándo recurrir a un estilista y cuándo ya es un tema que el compete al médico.

1. Hacete cortes desmechados o encapados. Eso da una sensación de que tenés más cantidad.

2. Peinate haciendo brushing con movimiento. No lo hagas pegado a la cabeza. Usá cepillos desde la base del cabello hacia afuera.

3. Usá herramientas de modelado. Bucleras o planchitas haciendo ondas. Evitá que se note la poca cantidad, sobre todo en la zona de las entradas o cuando hay caída de cabello.

4. Hacé peinados flojos. A menos que quieras un recogido o un peinado más delicado.

5. Llevá postizos. Bananas o donas para aumentar el volumen de rodetes. Y cortinas o extensiones para alargar y dar volumen, pero siempre puestas con cuidado que no se note que son postizos.

6. Usá champués sin parabenos, sin sulfatos (generalmente son veganos). Ahora hay champúes sólidos y en polvo, secos, que dan textura.

7. Para peinar aplicá mousse antes de secar. Este tipo de productos le da más consistencia a tu peinado, pero con naturalidad.

8. Usá poco calor al modelar el cabello. Si no querés usar herramientas de calor (que dañan el cabello si se usan seguido), podés marcar el pelo con ruleros o con boomerang como hacían nuestras abuelas y mamás, claro que es más trabajoso y tarda mucho. Si usás calor protegelo con un producto termoprotector y fijate que la temperatura de la herramienta no supere los 210 grados (moderado).

¿Se te cae el pelo?

El conocimiento del ciclo del pelo es vital para comprender sus problemas. El ciclo del pelo consiste en un período de crecimiento, uno de meseta y otro de caída normal y habitualmente es la consulta más frecuente en el consultorio.

Se considera normal la caída de entre 50 y cien pelos por día. Generalmente la genética tiene gran incidencia en las alopecias. Por eso es habitual en la consulta preguntar acerca de los antecedentes familiares de los pacientes (padres calvos o con poco pelo) .

Las causas de caída de pelo más frecuentes y de carácter reversible son:

Endócrinas: hipotiroidismo, posparto, menopausia.

Nutricionales: déficit de aminoácidos, deficiencia calórica, déficit de hierro, proteica o de zinc. Estrés: físico y mental, postraumático o post quirúrgico.

Alguna enfermedad sistémica: ciertas patologías o sus tratamientos pueden provocar debilitamiento o caída capilar.

Por eso, al evaluar a un paciente, el dermatólogo solicita un análisis de laboratorio de rutina para buscar posibles causas orgánicas y tratarlas. En caso de que dichos estudios estén dentro de parámetros normales, se suele indicar un complejo vitamínico para el fortalecimiento y volumen del pelo.

Cómo influye la alimentación

Si buscás en internet "nutrientes y caída del cabello" vas a encontrar millones de listas de alimentos que necesitaríamos incorporar para evitar el problema, pero no todas coinciden. Esto pasa porque la caída del pelo es multifactorial: si la razón de la caída es el stress o la edad, se intentará reforzar la alimentación con antioxidantes; si en cambio, la causa es la hormona tiroides, se recomendará ingerir yodo.

Una vez realizado el diagnóstico médico, y si no existe causa aparente, el paso siguiente es analizar cómo está formado el cabello y chequear que nuestra alimentación le ofrezca esos mismos nutrientes.

El cabello está compuesto por:

Queratina: una proteína formada a su vez por aminoácidos, específicamente, metionina, arginina, y glutamina, que pueden obtenerse de las carnes, y huevos que también aportan hierro hem ( de origen animal) que influye en la nutrición del pelo

Biotina: especialmente presente en los huevos y el hígado, así como en las nueces, la banana y la palta.

Vitamina B9 (ácido fólico): se incorpora mayormente con las verduras de hoja verde y minerales como magnesio, (de las frutas y verduras) y el silicio, con legumbres y mariscos.

Cómo nutrirte para fortalecer el cabello

Tomar agua: evitar los refrescos y las bebidas envasadas.

Consumir té verde: por su contenido en antioxidantes y sílice, es con el agua lo mejor para favorecer el crecimiento del cabello.

Veganos y vegetarianos puros, prestar atención al equilibrio nutricional:quienes no comen carnes ni huevo deben controlar con su médico o su coach nutricional .

Evitar los alimentos procesados que tienen calorías pero abundan en aditivos y no contienen los nutrientes necesarios.

Consumir 5 raciones de fruta y verdura diarias, según lo recomendado por las guías de alimentación saludable.

Consumir cereales integrales como parte del menú.

Productos para el cabello: qué ingredientes ayudan

Existen proteínas, emolientes y activos que, además de reparar la salud del pelo, provienen de fuentes naturales y renovables. El aceite de argán, el extracto de Ginseng y la planta de Cassia son tres de los ingredientes naturales con mayores propiedades anti-caída y revitalizantes.

Aceite de argán. Las comunidades de mujeres marroquíes tradicionalmente utilizaban el aceite de argán para el cuidado de su cabello y también de su pelo y uñas. Al estar compuesto por Omega 3 y tocoferol natural, protege las células frente a la polución y la exposición solar a las que nos enfrentamos todos los días y afectan la juventud de nuestro cabello. Los productos que integran el aceite de argán en su composición suelen revitalizar el cuero cabelludo y sus fibras, devolviendo el brillo y la suavidad natural..

Extracto de ginseng. Combinado con ingredientes biotecnológicos resulta aun más efectivo: ayuda a mejorar la fuerza del cabello, disminuir su pérdida y estimular su crecimiento a través de las células del folículo piloso. Además, el extracto de Ginseng mejora las condiciones del cuero cabelludo y el aspecto general del pelo.

Cassia. Es una planta exótica nativa de Burkina Faso, que suele incluirse en lociones anti-caída y en champúes y acondicionadores anti-edad. Cuenta con propiedades antioxidantes que fortalecen y rejuvenecen el cabello, y retrasa la aparición de canas y mantiene el color natural. El concentrado de Cassia silvestre tiene propiedades que ayudan a proteger el cuero cabelludo y el folículo del pelo contra los efectos del paso del tiempo.

Fuente: Ohlalá

COMENTARIOS