Política

Trabajo “ad honorem” y una dirección extraña: el misterio rodea al corresponsal de Casa Rosada

Se trata de Juan Manuel Illescas, empleado de una radio de la localidad de Macía, Entre Ríos, quien fue detenido al intentar ingresar a una reunión del G20; afirman que mantiene vínculos con inteligencia

martes 24 de julio de 2018 - 1:59 pm

En el Gobierno salieron a aclarar que la seguridad del presidente, Mauricio Macri, “no peligra”, horas después de conocerse la detención de un periodista acreditado en Casa Rosada que tenía pedido de captura y resultó detenido el viernes último al intentar ingresar a una reunión del G20.

Juan Manuel Illescas decía ser empleado de una radio de la localidad de Macía, en Entre Ríos, pero este martes el dueño de la señal radial aclaró que el hombre sólo les enviaba información oficial y trabajaba “ad honorem”, por lo que no cobraba un peso por sus tareas.

La semana pasada, de hecho, fue sorteado para realizarle una pregunta al presidente, en la conferencia de prensa que brindó en Olivos. Sin embargo, tras enterarse que había sido elegido, declinó la posibilidad de preguntarle sobre temas de actualidad el jefe de Estado.

Esta mañana, el director de la radio de Entre Ríos para el que trabajaba Juan Manuel Illescas confirmó que no cobraba por su trabajo. “Lo hacía sin cobrarnos un solo centavo, Ni siquiera nos cobraba las llamadas telefónicas. Solo se encargaba de la información oficial, no tenía ninguna otra relación con nuestra emisora”, contó Jorge Mendieta, director de Radio Integral de Maciá. En diálogo con TN, Mendieta agregó que en el pueblo “no se le conocía nada grave” aunque admitió que “había escuchado algunos comentarios”.

Dirección extraña

Al parecer, los ingresos de Illescas provenían de otras tareas.

Según reveló Clarín, el periodista detenido figura como empleado de una empresa de seguridad e investigación privada, Segurarg SRL.

Lo llamativo es la dirección que tiene esa empresa de seguridad: calle Gelly y Obes al 2200, justo frente al Ministerio de Seguridad de la Nación.

Fuentes citadas por Clarín vincularon a Illescas con personas de los servicios de inteligencia: “Illescas no pertenece a ningún servicio de Inteligencia nacional, pero si era ‘buchón’ de alguien va a ser muy difícil saberlo. De todos modos, su caso es oscuro”, explicó una fuente al citado medio.

COMENTARIOS