Alimentación

Gastronomía hygge: de qué trata esta tendencia

La filosofía Hygge entiende la comida como placer pero también como toma de conciencia y responsabilidad

jueves 26 de julio de 2018 - 7:04 am

Se practica de viernes a domingo, preferiblemente en compañía de familiares, amigos y parejas. Aunque también admite actividades que solemos llevar a cabo en solitario como leer o simplemente descansar. Hablamos del hygge, el estilo de vida que viene de Dinamarca y que nos ha desvelado el potencial del hogar en nuestra personal búsqueda de la felicidad. Un concepto de modaque podemos disfrutar ya en diversos formatos, sobre todo en el ámbito de la restauración.

Hygge es una palabra danesa que podría traducirse como “calidez”. Apareció por primera vez en la lengua de este país a principios del siglo XIX y derivaría de una palabra noruega cuyo significado es “bienestar”. También podría proceder de hugge, abrazar, y de otras palabras todavía que significan desde “estado de ánimo” hasta “reconfortar”.

Todos estos caminos conducen a una palabra, hygge, que abarca decenas de conceptos que más que entender, hay que sentir. Hygge es un sustantivo y un verbo, el adjetivo es hyggelig. Y, por cierto, la manera correcta de pronunciarlo es hoo-ga.

El hygge tiene mucho que ver con la comida porque está estrictamente ligado al hogar. No hay nada menos hyggelig que comprar una pizza congelada en el supermercado y comerla solos. Los amigos, la familia, los ingredientes de temporada, los platos y especialmente los dulces caseros, el pan hecho a mano, el chocolate caliente mientras fuera nieva o llueve. Esto sí es hyggelig.

El detalle más importante de toda velada hyggelig que se respete es la luz. Las velas son imprescindibles y las lámparas, pues, hay que tener en cuenta que a menor luz más hygge. Hay que escoger bombillas de luz cálida. Lo explica Meik Wiking en ‘Hygge. La felicidad en las pequeñas cosas’, un bonito e imprescindible manual del estilo de vida más de moda del momento.

Mientras que en otros países las recetas cómodas no son siempre las más saludables, los alimentos que se encuentran en los platos “confort” de los escandinavos incorporan ingredientes frescos y orgánicos, disfrutando de una gran variedad de manjares como sopas, verduras o asados. Algunas de las recetas más populares son el Porridge, avena cocida con canela y  frutas que promete dar la energía necesaria para superar el día, o  las Red Lentil, una sopa de lentejas al curry con una textura que no te dejará indiferente.

Hygge promueve la idea de disfrutar de las pequeñas cosas buenas de la vida, ya sea sentarse  a disfrutar de  una buena comida alrededor de una mesa con amigos y familiares o beber una taza caliente de té a la luz de las velas dejando de lado el estrés y las tensiones del día a día.

COMENTARIOS