Policiales

Crimen millonario en Punta del Este: fiestas swinger y un ex funcionario argentino involucrado

Una mujer que ejercía prostitución VIP en Punta del Este mandó a matar a su ex marido a través de dos sicarios; la prensa uruguaya informó que la mansión donde vivía la ahora detenida fue financiada por un ex alto funcionario argentino

jueves 19 de julio de 2018 - 12:37 pm

Un crimen por encargo ocurrido el pasado 9 de julio sacude Punta del Este. Se trata de una mujer que fue imputada y detenida con prisión preventiva por contratar a dos sicarios para asesinar a su ex marido, con quien mantenía una disputa millonaria tras una separación.

Imputada como coautora de un delito de homicidio especialmente agravado, la mujer ejercía la prostitución en sectores de alto poder adquisitivo de Punta del Este y además organizaba fiestas sexuales con drogas en la mansión donde vivía, llamada “Gypsy Queen”.

La víctima es Edward Vaz, un profesor de inglés, al que dos sicarios -presuntamente contratados por su ex esposa “Lulú” (de iniciales L.J.M.)- asesinaron el 9 de julio en la casa del docente.

La mujer vivía en el coqueto barrio esteño de Beverly Hills, en dos lujosas mansiones gemelas donde realizaban fiestas sexuales y cuya compra de terreno y construcción fue financiada por un ex alto funcionario de Carlos Menem, según informó el diario uruguayo El País. El ex funcionario se habría enamorado de una amiga de la mujer en los años ’90, y financió la compra del terreno de más de 1000 metros cuadrados; luego le dio dinero para construir la casa. Desde ese momento, “Lulú” y su amiga vivieron cada una en una de las alas de la casa. “Lulú” lo hizo con su marido, Edward Vaz desde que se casaron en 1997.

La mujer era presentada como “princesa gitana” (hija de gitano importante en el país) y se había casado con Eduardo Vaz en 1997. Ambos tuvieron dos hijos, pero se divorciaron hace poco más de dos años y desde ese momento mantienen una disputa millonaria por la vivienda. Desde entonces, Vaz vivía en un modesto departamento en Maldonado y se dedicaba a dar clases de inglés.

El pasado 9 de julio, dos hombres de bajaron de un vehículo manejado por un albañil contratado por “Lulú” y ejecutaron a Vaz. Un día antes, la mujer se había comunicado con el albañil que realizaba tareas en el chalet de Punta del Este y le pidió: “Mañana vienen dos muchachos de Montevideo para darle un susto a mi exmarido y preciso que no me falle”.

La mujer le pidió al empleado que los fuera a esperar a la Rambla puntaesteña y le dijo “que uno de ellos vestiría un saco negro, que lo iban a estar esperando y que los tenía que llevar a la vuelta de la casa de Vaz esperarlos y luego dejarlos en el mismo lugar donde los había recogido”. De esta manera, fueron a la casa de Vaz, tocaron timbre y cuando salió a la vereda lo ejecutaron de un balazo en la cabeza.

Las cámaras de seguridad registraron el automóvil y su recorrido, las grabaciones de los teléfonos mostraron el vínculo entre el conductor y la mujer. Horas después, la policía detuvo a “Lulu” y al conductor del auto, que fueron a prisión.

Por el momento, los sicarios no pudieron ser localizados.

La imputada por contratar sicarios para matarlo, y de esa forma terminar la disputa judicial, hizo declaraciones antes de ser detenida y acusó a su exmarido de haberla obligado a prostituirse durante años y, luego, manipularla para quedarse con su dinero.

COMENTARIOS