Sociedad

Huelga en Rappi: la historia detrás del reclamo contra la app que “invadió” la Ciudad

Los jóvenes que trabajan como "mensajeros" de la App no perciben un salario fijo y la tarifa que finalmente cobran por cada viaje varía dependiendo del humor de la empresa

lunes 16 de julio de 2018 - 5:56 pm

Trabajadores de Rappi, la aplicación usada en la Ciudad de Buenos Aires para transportar pequeños objetos -comida, llaves, regalos o lo que necesites que entre en una mochila-, iniciaron una huelga en reclamo por los constantes cambios en las condiciones de trabajo.

Los jóvenes que trabajan como “mensajeros” de la App colombiana no perciben un salario fijo y la tarifa que finalmente cobran por cada viaje varía dependiendo del humor de la empresa.

“Pedaleamos más y ganamos menos”, explicaron a “La Cartelera del Trabajo”, una cuenta de Twitter que se acercó al lugar y contó el reclamo de los empleados de la empresa.

A raíz de esta situación, centenares de trabajadores de Rappi decidieron dejar de responder a los avisos de la empresa sobre nuevos envíos.

Cada empleado puede responder, o no, a un pedido de viaje.  Cuando les llega una propuesta de viaje, la empresa les comunica el monto de dinero que recibirán por hacerlo.

De esta manera, conocen de antemano lo que ganarán por cada viaje. Sin embargo, en los últimos días, comenzaron a ver cambios en el monto ofertado por cada viaje. Rappi empezó a ofrecer los viajes peor rentados a los ciclistas con mayor antigüedad y mejor pagos a aquellos que recién comienzan a trabajar para la App. El objetivo: ganar nuevos ciclistas que se sumen a la empresa.

“Si nos consideran como independientes que no nos controlen, si nos controlan que nos paguen como trabajadores dependientes”, expresó uno de los trabajadores a La Cartelera de Trabajo.

¿Cómo se ejerce el control sobre los repartidores? Si no aceptan un pedido porque están descansando les bajan el ranking, bloqueando la app o reduciendo los pagos. Además, los trabajadores de Rappi reclaman a la empresa por accidentes en los que se vieron involucrados durante sus horas de trabajo y por los que la empresa no ofreció ningún tipo de ayuda.

COMENTARIOS