Mundial Rusia 2018

El triángulo amoroso que perjudicó a México en Rusia

El conjunto del colombiano Juan Carlos Osorio no pasó la "maldición de los cuartos" de final que persigue a la selección tricolor

domingo 15 de julio de 2018 - 11:11 am

México llegó al Mundial de Rusia en medio de un escándalo, que superó luego de alzarse con la victoria sorpresiva en el debut nada menos que ante el campeón Alemania.

Pero el escándalo sexual de la selección azteca tiene otro episodio más que la “prensa del corazón” ha ventilado por estos días: el DT colombiano, Juan Carlos Osorio, llevó al certamen no sólo a su esposa, sino también a su amante, un triángulo amoroso que habría influido en el desempeño del equipo.

A Osorio se le adjudica un romance con la periodista Mariana Zacarías, de 30 años y unos 26 de diferencia con el entrenador.

El dato fue revelado por la revista TV Notas de México, la misma que reveló la fiesta sexual de los futbolistas de la Selección con varias escorts.

Personas

El técnico de México está casado con Julieth Ceballos, a quien llevó al Mundial. Pero hizo lo mismo con Zacarías, que es periodista deportiva.

“A Mariana le dijo que se darían tiempo, como siempre lo hacían, para estar juntos, aunque estuviera su familia”, señaló una fuente a TV Notas de México.

Al parecer, de acuerdo con la revista, Ceballos está al tanto de la situación amorosa entre su marido y la periodista, que mantienen al menos desde hace dos años.

“El siempre decía que lo tenía todo controlado, que podía con su esposa, con la amante y con el equipo, aunque desde que anda con esta chava (sic) se distrae mucho”, dijo el informante.

Por eso, a pesar del batacazo inicial ante Alemania, el desempeño deportivo de México fue de mayor a menor, hasta quedar eliminado en cuartos de final, instancia que no pueden superar al punto que lo llaman una “maldición”. Así le achacan a ese mal rendimiento a este triángulo amoroso.

“(Ceballos) Sabe que Mariana es amante de su marido desde 2016 y la tiene bien ubicada. Además, Juan Carlos se le perdía por las noches para buscarla. Incluso ella se lo reclamó en Rusia, pero él le dijo que alucinaba, que no tiene a nadie”, concluyó la fuente citada por la revista del corazón mexicana.

COMENTARIOS