Acuerdo con el FMI

Solá y el FMI: “El gobierno debe cambiar o reviviremos el 2001”

El diputado del Frente Renovador cuestionó duramente el rumbo económico del Estado y el ajuste que implica el acuerdo con la entidad financiera

domingo 15 de julio de 2018 - 7:29 am

El diputado del Frente Renovador, Felipe Solá, se refirió al nuevo documento que se conoció este viernes sobre las exigencias del FMI tras la firma del acuerdo stand by con la administración de Mauricio Macri, las que consideró “más severas que las impuestas a Grecia”. El Gobierno “debe cambiar o reviviremos el 2001”, dijo el ex gobernador de la provincia de Buenos Aires.

“Las exigencias del FMI implican profundizar un ajuste tan brutal como el del gobierno de De la Rúa, el final es previsible, volver a transitar una crisis extrema”, indicó.

“Es fundamental trabajar para que nuestro país deje de exportar ahorro nacional e importe deuda externa como único objetivo de gobierno”, consideró Solá.

Además, evaluó que “no hay un único camino como el gobierno desea imponerle a la sociedad”. “Es fundamental generar un programa que, en lugar de disminuir sólo el gasto, nos permita proyectar una señal de mejora de los ingresos públicos luchando contra la evasión, la efusión, el fraude impositivo y la fuga de capitales”, dijo.

“El acuerdo y sus condiciones implicarán que nuestro país se encamine a una realidad social tan grave como la del 2001”, reiteró y llamó a construir consensos sociales que permitan obstruir cualquier intento de “imponer políticas de un brutal ajuste”.

En este sentido, rechazó las intenciones de “vender el mayor patrimonio del Estado, administrado por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que representa la garantía de jubilados y pensionados”, así como “privatizar de forma encubierta las jubilaciones y pensiones volviendo a un sistema de AFJP”.

También mostró su negativa a la propuesta de “cesantear a miles de empleados públicos y la presión por no respetar derechos de ajuste salarial en el Estado por encima del 8% anual para los próximos años”.

Otra de las exigencias del FMI que rechazó fue la de “bajar las inversiones del Estado en infraestructura y desarrollo, porque le resta vigor a cualquier proyecto de desarrollo futuro sin bases que los sostenga”, así como la de “seguir endeudando al país”.

COMENTARIOS