Mundial Rusia 2018

Francia le ganó 4-2 a Croacia y se coronó campeón del Mundial de Rusia 2018

La Copa del Mundo 2018 se cerró de la mejor manera: un show de goles que dejó como ganador al conjunto de Dechamps, quien se llevó la copa como jugador en 1998

domingo 15 de julio de 2018 - 5:22 am

Francia se consagró campeón del Mundial de Rusia. Venció por 4-2 a Croacia y sumó así su segunda conquista de esta índole. La primera, en 1998 con Didier Dechamps como jugador.

Le Blues se suma así al lote de bicampeones para acompañar a la Argentina y Uruguay, mientras que Deschamps emula al brasileño Mario Zagallo y al alemán Franz Beckenbauer, los únicos hasta hoy que fueron campeones como jugador y entrenador.

Croacia arrancó mejor y proponía el rumbo del partido ahogando a los franceses. Tras dos minutos de presión, Néstor Pitana marcó falta sobre Griezmann, y del tiro libre salió -mediante un involuntario cabezazo a sus propias redes de Mandzkukic- el 1-0 azul. Los croatas eran mejores, pero perdían por un infortunio.

Pero los balcánicos reaccionaron rápido. Ivan Perisic se acomodó en el área la pelota con la derecha para cruzar un zurdazo perfecto que dejó sin chances a Hugo Lloris, que solamente atinó a volar para la foto.

Pero hoy, no era el día de Croacia. El mismo Perisic desvió en el área una pelota con la mano, Pitana recurrió al VAR y, tras dos minutos estudiando la jugada y conversándola con la sala, otorgó el penal a Francia. Griezmann, cambió la ejecución del tiro penal por gol, para estampar el 2-1 en un partido raro al cierre del primer tiempo.

El segundo tiempo, arrancó igual que el primero. Croacia ahogaba, pero ahora sufría el trajín de partidos anteriores, el resultado en contra y el correr del tiempo. Una nueva trepada por la derecha terminó con la pelota en el corazón del área croata. Griezmann, de espaldas al arco, se la cedió a Pogba, quien tras un rebote metió un zurdazo potente al palo ante el que Subasic no tuvo nada que hacer. Francia ganaba 3-1 cuando en el reloj iban casi 60 minutos de partido.

El partido ya estaba encaminado para que Le Bleus levanten el trofeo del Mundial. Croacia batalló, pero nada pudo hacer ante la supremaciía del resultado y del equipo rival. Y el encuentro, lo sentenció el joven sensación: Kylian Mbappe.

Lucas Hernández, protagonizó una gran jugada llegando al área por la derecha hasta cederle la pelota a Mbappé. Vida ya ni supo cómo marcarlo, y el “teenager” que ante Argentina igualó una marca del Pelé del 58 -el más joven autor de un doblete en partidos eliminatorios en un Mundial- no perdonó: 4-1 a los 65′.

El resto del partido solo dio lugar a un error de Lloris que le dio vida a Croacia. El arquero pecó de querer salir jugando, Mandzukic metió el pie y la pelota cruzo lentamenta la linea de cal. 4-2 con 20 minutos por jugar, pero con un cuadro croata que a esta altura jugaba con el corazón.

Llegó el final del partido. Francia es el nuevo campeón del Mundo y Croacia se irá a sus tierras con la frente en alto tras la hazaña conseguida llegando al segundo lugar.

COMENTARIOS