Tips Saludables

Tips Saludables: los 7 tipos de "hambre" y las claves para evitar que te controlen

La licenciada Gina de Piccoli nos cuenta las diferentes causas que nos pueden dar hambre y cómo responder ante cada caso

viernes 13 de julio de 2018 - 12:39 pm

Por Lic. Gina de Piccoli*

¿Sabías que no siempre comemos por las mismas razones? Conocerlas nos permite ser más conscientes de los que nos pasa y nos ayuda a controlarnos mejor.

Los dos tipos de hambres más conocidos son el emocional y el real; pero en el último tiempo -y junto con las investigaciones de la pediatra Jan Chozen Bays-  han cobrado importancia otros aspectos.

1. Hambre olfativa :  “ Qué olorcito… ¿qué están cocinando?”

El hambre olfativa es el tipo de hambre que surge cuando pasamos cerca de una panadería o cuando, a través del olor, recordamos algún alimento que nos gustaba mucho y eso nos da ganas de comerlo. El olor nos abre el apetito; por eso, muchas veces, ante la nariz tapada no podemos disfrutar del gusto de la comida y, en consecuencia, las ganas de comer suelen disminuir.

Para hacerla más consciente:

  • Permanece alerta al olor; cuando mastiques el alimento notá si el sabor es más fuerte al inhalar o exhalar.
  • Cuando termines de tragar el bocado espera hasta dejar de sentir el sabor de la comida en tu boca.
  • Agrega condimentos para evitar que las preparaciones sean insulsas o sosas.

2. Hambre bucal : “ Se me hace agua la boca…”

El hambre bucal se debe a las sensaciones de placer que nos provoca ingerir algunos alimentos que están relacionados con las texturas y sabores de los mismos. Alimentos crujientes, refrescantes, calentitos o suaves.

Para hacerla más consciente:

  • Durante la comida jugá con el bocado, saborealo y notá cómo cambia su textura lentamente.
  • Masticar puede ser una parte importante en la saciedad, así como ciertas texturas -lo crocante, por ejemplo- tienden a favorecer la ingesta de alimentos en mayor cantidad. Por eso hay veces que no podemos parar de comer... ¡papas fritas de paquete!

3. Hambre visual : “ La medialuna me esta mirando…”

Es la sensación de apetito que surge solamente por ver comida, puede surgir en cualquier momento, ya sea porque acabas de ver una foto cautivante en Instagram o porque te cruzaste con una bandeja de facturas en una reunión de trabajo. Se siente como una necesidad de comer simplemente porque la comida se encuentra frente a vos y eso es porque la comida entra primero por los ojos. Este factor es muy importante tenerlo presente, ya que si no lo registramos caemos en tentaciones constantemente.

Para hacerla más consciente:

  • Presta atención a la presentación de los platos, deben ser lindos a la vista coloridos y tentadores, especialmente si está siguiendo un plan para bajar de peso.
  • Intenta identificar que es lo que te parece lindo de la comida.
  • Si es solamente tentación lo mejor es comerlo de manera controlada o hacer otra cosa para distraernos como observar un paisaje, un cuadro, una charla, caminar.

4. Hambre del corazón : “ Cuando estoy triste como demasiados chocolates”

El hambre del corazón, o muy comúnmente llamado emocional, surge cuando intentamos llenar un “ vacío”. Es aquella que se despierta ante comidas que nos traen recuerdos o aquella que satisfacemos cuando sentimos tristeza, alegría o cualquier otra emoción.

Para hacerla más consciente:

  • Primero es importante reconocer y aceptar que este hambre jamás se sacia
  • Detectar cuál es la emoción o sentimiento que me lleva a querer comer eso especifico.
  • Si elijo Comer servir una porción chica, sentarse y registrar ese alimento comiéndolo lentamente.
  • Por lo general, si se elije no comer, hay que poder reemplazar esa “ necesidad” con alguna otra actividad como por ejemplo juntarse con alguien a hablar, caminar, escuchar música, alejarse de la zona de tentación.

5. Hambre estomacal: “Me muero de hambre. Me hace ruido la panza”

El hambre estomacal, también llamado fisiológico o real es el hambre que se da cuando sentimos movimiento en nuestros intestinos. Es la que notamos cuando deberíamos haber comido y ayunamos y necesitamos energía.

Para hacerla más consciente:

  • En primer lugar cuidar la distribución de las comidas. Lo ideal es hacer las 4 comidas principales lo que permite una mejor elección de alimentos y distribución de energía en el día.
  • Intenta descubrir si logra la sensación de saciedad. ¿O la sobrepasa?
  • Cuando su estómago da señales de hambre… ¿ le haces caso?

6. Hambre celular : “ Tengo sed, necesito agua”

El hambre celular o a veces llamado pica cuando es patológico surge cuando nuestro cuerpo nos pide determinados nutrientes como por ejemplo, sal, hidratos, proteínas, agua es decir algo para sobrevivir. Por ejemplo, en verano nos pide alimentos más hidratantes y en invierno, más calóricos.

7. Hambre mental : “No voy a comer harinas porque engordan”

Se define hambre mental a todo aquello que se rige por nuestras creencias, por toda esa información que hemos recibido a lo largo de los años sobre lo que se debería, o no, comer.

Es la mente la que nos vuelve ansiosos ante la comida porque racionalizamos demasiado la comida y tiene que ver con los famosos mitos alimentarios. No son creencias propias sino impuestas y aprendidas.

*Lic. Gina De Piccoli – MN 9079
Mail : [email protected] - 11-6182-8814
Instagram: https://www.instagram.com/aviviraprendamos

COMENTARIOS