Básquet

Una historia de terror en primera persona: los Spurs de Manu Ginóbili en un hotel embrujado

Jeff Ayres y Tim Duncan, tuvieron una mala experiencia en su visita a California. Un bebé llorando, una puerta que no se abre y una promesa de la estrella Duncan: "No volveré a quedarme aquí"

jueves 27 de marzo de 2014 - 12:02 pm

El equipo de Manu Ginóbilli, los San Antonio Spurs, vivieron un episodio bastante extraño cuando se hospedaron en el hotel Claremont Resort en Berkeley, California.
[pullquote position=”right”]Una historia de terror en primera persona: los Spurs de Manu Ginóbili en un hotel embrujado[/pullquote]

Según cuentan los que conocen el hotel, el cuarto piso del edificio, dónde durmieron los Spurs, está habitado por fantasmas. Y fueron justamente dos jugadores de Popovich los que se asustaron ante situaciones raras en sus habitaciones.

“Escuché cosas en el pasillo, como gente en las habitaciones. Pensé que eran personas viendo televisión o algo por el estilo. Así que llegé a la puerta y la llave no funciona, pero suena como si había alguien en mi habitación. Escuché a un pequeño bebé, no llorando, pero haciendo ruido. Intento nuevamente la llave y no funciona. Bajo para que me cambien la llave y les digo que hay alguien en la habitación. Llamaron y nadie respondió”, relató el jugador Jeff Ayres al diario San Antonio Express-News.

Ayres no fue el único que se atemorizó por este encuentro paranormal. Tim Duncan fue otra de las víctimas. “Escuché un bebé en su habitación (la de Ayers). Definitivamente que escuché algo. No pensé en algo fuera de lo normal debido a que asumí que había alguien en la habitación. Había escuchado las historias del lugar y prefiero no quedarme nuevamente aquí”, relató luego el pivot de San Antonio.

COMENTARIOS