Mundial de Rusia 2018

Por qué los dirigentes aplaudieron a Tapia en Ezeiza

El Presidente de la AFA regreso al país luego de la eliminación de Argentina en el Mundial. En el aeropuerto de Ezeiza lo esperaban varios dirigentes de los clubes que lo recibieron con aplausos

miércoles 4 de julio de 2018 - 10:59 pm

Claudio Tapia regresó al país junto con una reducida delegación Argentina, entre ellos el entrenador Jorge Sampaoli y apenas dos jugadores, luego de la derrota frente a Francia y la eliminación del Mundial de Rusia. En el desembarco, se dio una peculiar situación.

Al Chiqui lo estaban esperando un grupo de dirigentes de los clubes, que recibieron con aplausos al Presidente de la Asociación del Fútbol Argentino como si se hubiese consagrado campeón. Lejos de una consagración -varios jugadores se despidieron del seleccionado entre diferencias con el cuerpo técnico, que está al caer de su rescisión-, el gesto fue en señal de repliegue y supervivencia.

El grupo de personas estaba conformado mayormente por dirirgentes del ascenso, las categorías federales más bajas y solo un puñado de Primera División (Banfield y Gimnasia), quienes se agruparon y llevaron al Presidente de Barracas Central al sillón de Viamonte.

Este grupo está expectante de lo que pueden hacer los mandatarios de los clubes grandes en una avanzada sobre la AFA: River, San Lorenzo y Racing. Rodolfo D’Onofrio y Matías Lammens -en un pasado fue Marcelo Tinelli- son los principales opositores de Tapia.

El conflicto más importante ahora, y por el que se tiran las culpas, es la contratación del entrenador y la decisión de haberle realizado un contrato tan extenso y la cláusula de rescisión estratosférica (20 millones de dólares), que la entidad madre del fútbol no puede afrontar.

En el aeropuerto internacional no estuvieron los Presidentes de Independiente y Boca Juniors. Hugo Moyano es el suegro de Tapia y a pesar de que no lo recibió está con él. Lo que es una incógnita es si Daniel Angelici sigue al lado de Tapia. El mandamás Xeneize es muy cercano al Presidente de Argentina, Mauricio Macri, quien no pasa los mejores días con el camionero Moyano. Algo sí queda claro: el fútbol y la polítca van de la mano.

COMENTARIOS