Belleza

Seis trucos de maquillaje para esconder la resaca

El make up puede ser tu aliado a la hora de volver al ruedo tras una noche de festejos

martes 3 de julio de 2018 - 7:13 am

Si la noche anterior estuviste de festejo y no tuviste horas de recuperarte antes de ir a trabajar o cumplir con alguna obligación, el maquillaje y estos trucos pueden ser tus aliados.

1. Doble dosis de bálsamo para ojos. Beber alcohol deshidrata tu piel y hace que el contorno de tus ojos se vea abultado, relájalo con dos cubiertos de cocina fríos y regrésales la vida a tus poros. Primero, tomemos un consejo de Kate Moss y llená el lavatorio con agua, hielo y pepino, luego sumergí tu cara. Después, colocá dos bolsitas tibias de té verde debajo de tus ojos; la cafeína hará efecto en dos minutos para combatir la inflamación y las ojeras.

2. Usá un buen corrector. Un simple corrector no te funcionará, necesitás artillería, de belleza, pesada. Tomá una paleta de correctores de color para atacar toda clase de tonos, utilizá el amarillo para borrar la manchas rojas y el color durazno para cubrir esas horribles ojeras azules.

3. No te pongas base. Honestamente. Si existiera un momento para no usar base, sería la mañana siguiente. Ya que tu piel reseca es un pobre lienzo vulnerable y sensible a las fórmulas pesadas de la base. En lugar de eso, untá un poco de crema humectante, y aplicá sobre ella unas pequeñas gotas de resaltador color perla. ¿El resultado? Un brillo etéreo que normalmente aparece después de una noche de sueño y descanso. Irradiarás tanta belleza y salud, que tu jefe nunca adivinará que no dormiste nada.

4. Atacá los ojos hundidos de la manera más sencilla. ¿Recordás esas bolsas hinchadas en el contorno de tus ojos? Bueno, aquí es cuando lo dejas aún mejor, con inteligentes técnicas. Mantené tu piel humectada, porque recordá que sigue muy seca después de la noche. Hacé cara de pescado y colocá un poco de blush en tus mejillas, luego difuminalas hacia los lados de tu nariz, mezclando suavemente mientras recorrés la piel. Es simple, sutil y una manera segura de darle un buen acabado a tu piel.

5. Eliminá los ojos rojos. No es momento de enseñarte la técnica para unos smokey eyes, ya que 1. tus ojos necesitan un respiro y 2. ¿realmente te vas a molestar en hacerlo? En lugar de eso, un delineador color carne es tu mejor amigo, pues al aplicarlo en la línea de tus pestañas, borrarás la línea roja en tus ojos. Siguiente, agarrá un resaltador líquido y colocalo en las tres zonas claves: el lagrimal, los huesos de las cejas, y el centro de los párpados para un look radiante y hermoso.

6. Dale brillo a tu piel con tonos audaces. Te luciste para lograr refrescar tus párpados y las ojeras, ahora devolvele el color a tu piel, trayendo colores más atractivos para una piel saludable y con un rubor natural. Empezarás con un blush en crema que puedes esparcir en las manzanas de tus mejillas, tomando un color frambuesa que te dará un look de "voy corriendo por el bosque". Además, estos colores eliminan los tonos azules, que resaltarán el blanco de tus ojos para verte radiante y saludable. Ahora, buscá un tono similar para lipstick y colocalo en tus labios, creando una estampa de color que hará que tus dientes se vean más blancos. Los dos juntos, son los mejores aliados para tu piel fatigada, ya que iluminarán dientes y ojos, y desviarán la atención de tu hinchazón.

Fuente: Cosmopolitan

COMENTARIOS