Mundial Rusia 2018

Rusia le ganó 4-3 en los penales a España y avanzó a cuartos de final

Tras empatar 1-1 en los 120 minutos, el anfitrión contó con la enorme figura de su arquero Akinfeev, que detuvo los tiros de Koke y Aspas y eliminó a un gigante de la competencia

domingo 1 de julio de 2018 - 2:24 pm

El Mundial de las sorpresas sigue dando de que hablar. Primero Alemania en fase de grupos, más tarde Argentina en octavos y ahora España es la que se queda afuera. Rusia llevó el partido a los penales y le ganó por 4-3 con una brillante actuación de su arquero Akinfeev, que retuvo dos ejecuciones.

España y Rusia empataban en 1 al término de los primeros 45 minutos. Sergey Ignasevich en su propio arco fue el autor del gol español, mientras que para los anfitriones Artem Dzyuba se encargó de cambiar por gol la ejecución desde los doce pasos.

El partido era el ideal para los dirigidos por Fernando Hierro. A los 10 minutos y tras que Sergio Ramos peleara un tiro libre que cayó en el área, el central ruso Ignasevich empujó la pelota contra su arco y estableció el 1-0 para España, que merecía ir por arriba en el tanteador.

Con el resultado, la Furia manejaba la posesión, los cambios de ritmo del partido y fue el encargado de dirigir de cierta forma el rumbo del primer tiempo.

Cuando parecía que la primera etapa iba a terminar 1-0, en una pelota parada y tras un cabezazo fue Gerard Pique quien levantó la mano de manera infantil dentro del área. El balón pegó en esa mano alzada y el árbitro no dudó: penal para Rusia. Fue Artem Dzyuba el que se encargó de cambiar por gol la ejecución para establecer el 1-1 parcial del marcador.

Toda la segunda etapa del tiempo regular y el alargue entero fue un monólogo del conjunto de Fernando Hierro. A pesar de tener la pelota y manejar el partido, careció de profundidad. Parte por falta de ideas y parte por la muralla que plantó en el fondo el conjunto ruso.

Cuando el árbitro pitó el final del tiempo extra, la gente estalló como si hubiera ganado. Habían llegado a donde querían. Obligaron a un gigante como España a tener que ganarse el cupo desde los doce pasos. Pero no contaba con la figura fundamental del arquero anfitrión: Akinfeev.

El golero le tapó los remates desde el punto penal a Koke y a Iago Aspas, y así Rusia se quedó con el pase a los cuartos de final del Mundial a la espera del ganador entre Dinamarca y Croacia.

COMENTARIOS