Mundial Rusia 2018

La situación ideal para repetir equipo de una buena vez

La Selección Argentina obtuvo su única victoria en Rusia 2018, motivo suficiente para mantener a los once titulares por primera vez en el ciclo de Jorge Sampaoli

viernes 29 de junio de 2018 - 4:50 pm

Si algo caracterizó al ciclo de Jorge Sampaoli a cargo de la Selección Argentina, fue la facilidad para armar y desarmar el equipo partido a partido, entrenamiento a entrenamiento. Desde su llegada, nunca se intentó construir a partir de las cuestiones positivas que dejaban dichas prácticas y encuentros, lo que terminó repercutiendo en la confianza de los jugadores y en la dificultad por consolidar una idea de juego. Claro está, jamás se repitió una formación.

Es probable que en la mayoría de los casos haya sido por no poder encontrar cosas que den la esperanza de un posible mejor funcionamiento. Pero cuando aparecieron algunos pequeños aspectos para destacar, fueron desechados con la misma facilidad. Como el rendimiento de Enzo Pérez en Quito, que luego pasó a no ser tenido en cuenta; por citar un ejemplo. Nunca se sentaron bases. Por ende, no hay estructura sólida.

En este panorama de improvisaciones se llegó al Mundial de Rusia 2018. Y a diferencia de los dos partidos iniciales, contra Nigeria, Argentina dejó una cuota de esperanza más allá del resultado. Sobre todo en ese primer tiempo, donde el equipo mostró intensidad y categoría para afrontar la difícil situación que estaba en juego.

Entonces, partiendo de esos 35 minutos iniciales del último compromiso, que quizás hayan sido lo mejor desde que Sampaoli es el director técnico. ¿Qué necesidad hay de volver a cambiar la formación?, ¿no es la situación ideal para repetir equipo de una buena vez?.

Seguramente Argentina necesite ajustes. Después de todo se trata de fútbol y no de magia, nada se arregla de un día para el otro. Pero no quedan dudas que es más sencillo mejorar con una base armada, la cual nunca tuvo esta selección (o nunca se encargaron de construir).

Con la certeza de haber mejorado la imagen contra el conjunto africano, es el momento de mantener la idea. Seguir improvisando y durante el Mundial, significa volverse a casa. Ya estuvimos cerca. Empecemos a construir desde las bases. “Equipo que gana no se toca” dice la famosa frase. No es poca cosa que el combinado albiceleste haya ganado, no sería poca cosa insistir con una alineación.

 

Por: Santiago Caruso (@Santiago_Caruso)

COMENTARIOS