Mundial Rusia 2018

Sin el karma de Alemania en el camino, ¿será el Mundial de Messi?

El seleccionado campeón del mundo quedó eliminado en la fase de grupos tras perder 2-0 con Corea, por lo que la situación para el astro argentino es inmejorable

jueves 28 de junio de 2018 - 6:06 pm

Con esta Copa del Mundo que se está llevando a cabo y que tan entretenidos nos tiene, son cuatro las presencias de Lionel Messi en el certamen más importante a nivel selecciones. En algunas le tocó convertir goles y en otras no, lo hizo portando la cinta de capitán en su brazo y en otras sin serlo, hasta tuvo distintos cortes de pelo. Pero si hay una cosa que tuvieron de igual las tres ediciones anteriores fue el rival con el que le tocó despedirse: Alemania.

Sea la instancia que sea, con justicia (el 4-0 en Sudáfrica) o sin merecerlo (final de Brasil 2014), el denominador común siempre fue la selección teutona. La gran responsable de que nos terminemos volviendo a casa en todas las oportunidades mencionadas.

Sin embargo, en esta Copa del Mundo la historia por fin cambió. Los dirigidos por Joachim Löw cayeron 2-0 ante Corea del Sur y quedaron eliminados en un grupo completado por Suecia y México. De esta manera cumplieron con la maldición de los defensores del título; al igual que Francia en 2002, Italia en 2010 y España en 2014, donde ninguno superó la zona clasificatoria.

Por eso, ya sin el histórico verdugo en competencia, qué mejor panorama para este Messi que está en el punto de madurez perfecto con la Selección Argentina. Es cierto, imposible resulta borrar de un tirón la crisis que atraviesa el fútbol argentino. Con un cuerpo técnico ausente y una comisión directiva que nunca estuvo a la altura de los jugadores.

Lo cierto es que con el pase a octavos de final consumado, ahora es cuando comienza “la verdadera copa” y Argentina con el mejor jugador del mundo no es menos que ningún país. Sin el karma de cruzarse con Alemania en algún tramo del recorrido, ¿será el por fin el Mundial que Messi tanto merece?.

Desde la derrota con Croacia, los planetas parecen haberse alineado. Mejora en el rendimiento y clasificación agónica (e histórica), lo que en teoría era de mayor dificultad. De aquí en adelante, la cuestión pasará por ir recolectando las cosas positivas en cada instancia para que el equipo se sostenga con las convicciones firmes. Ya no está el cuco, con lo mucho que eso significa.

 

Por: Santiago Caruso (@Santiago_Caruso)

COMENTARIOS