Mundial Rusia 2018

¿Puede el Mundial aumentar el riesgo de enfermedades?

Un equipo de investigadores analizó los posibles riesgos a considerar por los viajeros que asisten al evento

jueves 28 de junio de 2018 - 7:33 am

Las estadísticas prevén que en el Mundial de Rusia vayan a participar, en total, unos tres millones de personas que se aglomeran en las once ciudades sede que abarcan una extensa superficie geográfica y áreas con condiciones climáticas muy diferentes. Allí estamos en verano, una época en la que con el calor aumentan los episodios de gastroenteritis, por no hablar de insolaciones y otras dolencias asociadas a las altas temperaturas.

Además, dado que hablamos de un evento masivo que reúne a personas de todo el globo, cabe preguntarse si el Mundial podría ser un foco de propagación de enfermedades. Por ejemplo, en algunos macro festivales al aire libre se han dado brotes de infecciones y enfermedades como la gripe o el sarampión debido a la aglomeración de gente, muchas veces, en condiciones higiénicas que dejan bastante que desear. Otro factor de riesgo a considerar es que muchas personas viajan al país de destino sin ponerse las vacunas recomendadas, por lo que también puede hacer más incidencia de ciertas enfermedades.

Un equipo de investigadores liderado por la doctora Natalia Pshenichnaya, de la Universidad Estatal de Rostov (Rusia), publica una nota al respecto en la revista Travel Medicine and Infectious Disease. En ella analiza los posibles riesgos a considerar por los viajeros que asisten al Mundial de fútbol y emite una serie de recomendaciones.

459352

Para la tranquilidad de los más hipocondríacos, los autores no encuentran en este evento un riesgo especial de contagio de enfermedades infecciosas, basta seguir unas ciertas normas de seguridad y sentido común como por ejemplo beber agua embotellada y evitar consumir alimentos que no garanticen unas mínimas condiciones de higiene para evitar gastroenteritis.

Los investigadores también señalan que algunas de las ciudades sede del Mundial se encuentran dentro de regiones en las que existe un alto potencial de contagio de encefalitis viral (TBE) y borreliosis. Se trata de dos enfermedades que se transmiten por la picadura de garrapata, y muchas áreas del centro y norte de Europa tienen un verdadero problema con este tema. En Rusia se registran más de seis mil casos de borreliosis cada año y unos dos mil de TBE. Además, el verano es un momento del año especialmente peligroso.

En todo caso, en las ciudades apenas existe riesgo de contagio, por lo que tan solo los viajeros que aprovechen su estancia en Rusia para hacer excursiones por el campo deben tener cuidado con ello. Para evitar el contagio, lo mejor es cubrirse bien el cuerpo y pasear por caminos abiertos: muchas veces las garrapatas se encuentran en las hojas de los matorrales y aprovechan el paso del ganado o de los humanos para engancharse en su cuerpo. También es bueno revisarse bien el cuerpo después de la salida: las posibilidades de contagio aumentan cuantas más horas esté la garrapata enganchada a nuestra piel. Existen también repelentes específicos y vacunas frente a algunos tipos de TBE (en el caso de la borreliosis no hay vacuna), aunque los autores no recomiendan vacunarse si no se van a visitar zonas rurales.

El trabajo también hace referencia a las enfermedades de transmisión sexual. Se estima que más del 1% de la población que habita en la región de San Petersburgo es portadora del VIH, una tasa ligeramente superior de la que se ha observado en el resto de Europa. Además, Rusia es un país con una endemicidad intermedia de hepatitis B y C. En este sentido, las recomendaciones vuelven a apelar al sentido común: hay que evitar las relaciones sexuales de riesgo y utilizar preservativo.Los investigadores recuerdan también que es necesario tener las vacunas al día para evitar la propagación de enfermedades, incluyendo el sarampión, paperas,  rubéola, difteria, tétano y polio. A pesar de que el riesgo de adquirir estas enfermedades es muy bajo, el viaje puede ser un buen momento para ponerse al día con la cartilla de vacunación e informarse sobre otras vacunas adicionales que puedan ser recomendables según el destino y el tipo de actividades que se vayan a realizar.

¿Qué ha sucedido en otras competiciones?

Los autores hicieron un repaso de otros eventos deportivos masivos y encontraron pocas evidencias de brotes de infección, con la excepción de un brote de gripe que afectó a 36 participantes de los Juegos Olímpicos de Invierno en Salt Lake City (EEUU) y un pequeño brote de gastroenteritis que sufrió uno de los equipos que jugaron una competición de vela previa a las olimpiadas de Brasil en 2016.

En resumen: si estos días te encontrás en Rusia para disfrutar de la Copa Mundial, basta con seguir las mismas recomendaciones de seguridad típicas en cualquier viaje. Así que, no te preocupes, y disfrutá del fútbol.

Fuente: Muy interesante

COMENTARIOS